Las triquiñuelas que los consumidores critican de las rebajas

stop

El 65% de los clientes asegura haber detectado falseos de precios en los descuentos

El pequeño comercio catalán cuelga el cartel de rebajas

Barcelona, 07 de enero de 2015 (19:55 CET)

Las rebajas de invierno ya decoran los escaparates de las calles españolas. El 7 de enero es el día en el que queda atrás la Navidad para dar paso a los descuentos de derribo que aplican la mayoría de comercios. Y ello, a pesar de la liberalización del Gobierno central que permite aplicar descuentos fuera del plazo tradicional.

Los comerciantes afrontan estas rebajas con más optimismo que en años anteriores y prevén un aumento de las ventas, siguiendo la buena acogida de los festivos abiertos para la campaña de Navidad y Reyes. Sólo en Cataluña, el sector espera ingresar 825 millones de euros en las próximas semanas.

Ante sí, el sector tiene a un consumidor con ganas de gastar. Se estima que el desembolso oscilará entre 60 y 80 euros de media por persona a pesar de las irregularidades que muchos de ellos detectan escondidas bajo las etiquetas rojas.

Género diferente los días de rebajas


Por ejemplo, el hecho de acudir a una tienda a por esa prenda que el cliente quería desde hacía tiempo pero que en su lugar, lo que encuentra es género que no había visto en los días previos a las rebajas.

Es una de las triquiñuelas que denuncian ocho de cada diez consumidores encuestados por Facua-Asociación de Consumidores. Los mismos que ven cómo la picaresca también se aprovecha de estos días con descuentos de derribo. De ellos, el 47% asevera haber detectado esta irregularidad en más de la mitad de los comercios a los que acudió entre enero y febrero del año pasado, durante las últimas rebajas de invierno.

Descuentos cuestionados


Asimismo, el 65% de los encuestados asegura haber detectado trampas en los descuentos. Es decir, fraudes en los precios originales de las etiquetas para inflar engañosamente el descuento aplicado al producto.

Pero no quedan ahí las quejas de los usuarios. El 71% de las personas consultadas por Facua señala que muy pocos productos rebajados tenían altos descuentos en las etiquetas cuando el comercio anunciaba rebajas de hasta el 50%.

Desprotegidos por las autoridades autonómicas


Sólo el 10% de los usuarios sostiene que casi la mitad de los productos rebajados tenían porcentajes que oscilaban entre el 50% y el 60%, mientras que un 12% asegura que en las pasadas rebajas de invierno no encontró ningún artículo con los descuentos más promocionados.

Y ante todo este cúmulo de triquiñuelas, el 90% de los usuarios se siente desprotegido por parte de las autoridades autonómicas, encargadas de realizar las inspecciones sobre los comercios para detectar y actuar ante los fraudes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad