Las tres gallegas del MAB afrontan el final de año creciendo y en beneficios

stop

Euroespes vale casi el doble que en enero y Altia multiplicó por cinco su capitalización en tres años

El doctor Ramón Cacabelos, presidente de Euroespes

en A Coruña, 26 de diciembre de 2015 (03:33 CET)

Si no hay batacazo de última hora, las tres empresas gallegas que resisten en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) acabarán el año revalorizando sus títulos. Tras la exclusión voluntaria de Lumar, cuyas acciones no se movían desde el 28 de mayo de 2014, Altia, Euroespes y Commcenter presentan buenas perspectivas para el cierre de ejercicio, que dan continuidad a los beneficios registrados en el primer semestre del año.

La evolución más llamativa es la de la biotecnológica que preside el doctor Ramón Cacabelos, que tras una guerra interna y embargos judiciales a una de sus filiales, se ha colocado en el grupo cabecero del MAB por el crecimiento de sus títulos. Euroespes vale casi el doble que hace un año, al alcanzar una capitalización de 4,9 millones a cierre de sesión esta semana. Cerró 2014 con un valor en bolsa de 2,7 millones. La revalorización de 2015 es de un 78%, la mayor del MAB sólo por detrás del grupo de comunicación Secuoya.

Además, la compañía ha sido capaz de darle la vuelta a los resultados y obtener beneficios de 24.000 euros en el primer semestre. Ramón Cacabelos dirige el grupo tras la salida de Rodrigo y Patricia Marchal, hijos del que fuera propietario de Leche Celta, Antonio Marchal.

¿Tocará techo Altia?

Altia, por su parte, mantiene la buena senda de los últimos años, con sus títulos revalorizándose un 38,8%. Desde la absorción de la madrileña Exis, todo son buenas noticias para el presidente del Deportivo, Tino Fernández, que ha visto como la tecnológica elevaba un 73% sus beneficios en el primer semestre, hasta los 2,24 millones.

La participación de Fernández en la compañía, el 86% que controla a través de Boxleo, vale algo más de 73 millones, 68 más que cuando la tecnológica debutó en el parqué.

Commcenter, la incógnita

Commcenter, la distribuidora independiente de telefonía móvil de Movistar en España, con sede en A Coruña, cerró 2014 con números rojos de 247.000 euros. En el primer semestre del año logró darle la vuelta a las cifras y presentar un resultado positivo de 34.000 euros.

Sus acciones también han mejorado. Llegaron a la Navidad con una revalorización del 6,45%, alcanzando una capitalización bursátil de 10,9 millones. Los titulos de Commcenter están en caída libre desde 2011 –la empresa valía entonces el doble, 20,7 millones--, por lo que este 2015 podría marcar el inicio del despeque, coincidiendo con la aplicación de un plan de reestructuración iniciado en 2014 que supuso el cierre de varios establecimientos de la firma de telecomunicaciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad