Television de pago. Pixabay

Las televisiones de pago 'engordan' sus datos de audiencia

stop

Seis de cada diez espectadores conectados a las televisiones de pago consumen televisión en abierto

Barcelona, 16 de diciembre de 2018 (04:55 CET)

La manera de consumir televisión ha cambiado por completo en un par de años. No solo por el fenómeno Netflix, sino por el auge de las televisiones de pago, que en España ya han llegado a 6,6 millones de hogares. Pero hay un dato que no se diluye en estas compañías por mucho que suba su base de suscriptores: los televidentes que consumen televisión de pago siguen prefiriendo la que se emite en abierto, desde las que componen el binomio Atresmedia-Mediaset hasta las pequeñas televisiones que emiten por la TDT.

El último estudio de la consultora Barlovento Comunicación, referido al mes de noviembre, recoge que el consumo de televisión de pago suma el 25,2% de la audiencia total. Pero este porcentaje, analizando solo el tipo cadena, arroja que aproximadamente seis de cada diez abonados consumen televisión en abierto cuando están conectados a estas plataformas, es decir, dos tercios de abonados siguen consumiendo televisión tradicional.

El mismo trabajo, elaborado con datos de Kantar Media, fija que el consumo de las cadenas temáticas propias de las televisiones de pago (Axn, Fox, TNT o #0, entre muchas otras) representan solo un tercio de la audiencia. El resto va a parar a las televisiones autonómicas.

Fragmento del estudio de Barlovento Comunicación.

Fragmento del estudio de Barlovento Comunicación. 

Los datos son una nota positiva para la televisión en abierto, que este año está siendo castigadas con dureza. Los dos principales grupos audiovisuales acumulan una caída de su valor en bolsa de más del 30% de media, los ingresos por publicidad están estancados desde que arrancó el año y diferentes informes de analistas  — los de JP Morgan o Deutsche Bank son habituales — presagian un negro futuro para ellas.

Auge de las televisiones de pago… en suscriptores e ingresos

De lo que tampoco hay duda es de que las televisiones de pago siguen sumando suscriptores. La apuesta por contenidos premium, como el fútbol —sobre todo La Liga y la Champions League— o las series, así como las alianzas con HBO y Netflix para tener más y mejores contenidos han sido un gancho irresistible para muchos televidentes.

Los datos de abonados a la televisión de pago —Movistar +, Orange TV, Vodafone TV, Euskatel, Ono y R— en España aumentaron en el segundo trimestre de este año un 8,1% en tasa interanual, hasta alcanzar los 6,6 millones de suscriptores en los hogares. El número supone que el volumen de clientes se haya más que doblado desde 2005.

El crecimiento, de acuerdo al último panel de hogares publicado por la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC), se traslada a los ingresos. La televisión de pago facturó 1.111,84 millones de euros entre enero y junio de 2018, una subida del 6,2% más respecto al mismo periodo de 2017 y del 29,48% desde 2011. 

En este sentido destaca Movistar+, que sigue líder con 851,5 millones de euros (su crecimiento porcentual fue del 0,9%) hasta junio. Durante el mismo periodo, Vodafone ingresó 124,4 millones, un 9,5% más, y Orange ingresó 63,3 millones, lo que supuso un crecimiento del 58,5%.

Hemeroteca

Telefónica Vodafone
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad