Protesta de las trabajadoras de Zara en Lugo / UGT

Las protestas se cronifican en las tiendas de Inditex

Las trabajadoras de Zara protagonizan un nuevo paro en Lugo contra la “excesiva carga de trabajo” y el “exceso de jornada”

Nueva protesta de las trabajadoras de Inditex, esta vez en las tiendas de Zara en Lugo. Casi la mitad de las empleadas, 23 de 50 según UGT, secundaron un paro contra la “excesiva carga de trabajo” y el “exceso de jornada” en los establecimientos.  Sobre las doce del mediodía se concentraron ante la tienda del centro de la ciudad, invitaron a sus compañeras a que las acompañaran en el paro y emplazaron a los clientes a que no compraran precisamente este lunes, cuando se abre el periodo de rebajas.

Desde 2017, las protestas en las tiendas gallegas de la multinacional de Amancio Ortega se han repetido con cierta regularidad, primero por la batalla que iniciaron las trabajadoras de Bershka por iniciativa de CIG y que se saldó con mejoras salariales. Ahora es UGT quien está convocando protestas. Lo hizo en A Coruña contra la prolongación de contratos eventuales y lo hace en Lugo para pedir demandar una mejora de las condiciones laborales.

Exigen mejoras sociales

Como hicieran las trabajadoras de Bershka, el sindicato no descarta llevar su protesta hasta la sede central del grupo en Arteixo. La delegada de UGT de Zara Lugo, Sandra Salgado, justificó el paro porque tienen "unos horarios mucho peores que en otras provincias". "Aquí las reducciones de jornada no se cubren por parte de la empresa, por lo que obliga al resto de compañeras a hacer cinco tardes semanales y sin sábado libre", denunció.

Además, ha criticado el "incumplimiento sistemático del plan de igualdad": "Tenemos una compañera que pide el traslado desde 2015 porque tiene a los padres, a uno con una incapacidad total y a otro permanente y en nuestra empresa dan los traslados a la carta", expuso. "Las vacantes de los puestos de responsabilidad no se publicitan y se cubren por la gente que ellos quieren", agregó. La CIG no respaldó la protesta.