Las 'pifias' de Acciona en la depuradora de Ferrol

stop

La auditoría de Applus detecta problemas en la ejecución de la obra y en el hormigonado, que habrían ocasionado las filtraciones

Jorge Suárez, alcalde de Ferrol, en las instalaciones de Cabo Prioriño

en A Coruña, 23 de febrero de 2016 (21:36 CET)

La serie de auditorías encargadas por el Ayuntamiento de Ferrol para aclarar lo acontecido con la depuradora que no depuraba han señalado en primer término a Acciona, la empresa que construyó la EDAR en Cabo Prioriño con un presupuesto inicial de 37 millones.

Así lo manifestó el alcalde Jorge Suárez y a ello apunta el informe realizado por la firma inspectora Applus, que detecta problemas en el hormigonado atribuibles a la fase de ejecución de la obra así como reparaciones posteriores que no han resultado efectivas para solucionar las fisuras.

Falló la ejecución

La auditoría localiza en las inspecciones realizadas a lo largo de diciembre al menos cinco puntos de la infraestructura donde se producen filtraciones, entre los que están los decantadores y tanques de tratamiento biológico, los canales y tanques de fango y el depósito de agua tratada.

El principal problema es con el hormigón. "Las deficiencias del hormigón son por coqueras (problemas de endurecimiendo) superficiales localizadas en puntos donde asoman filtraciones", dice el informe. Applus añade que también se observan "filtraciones puntuales por juntas constructivas, lo que evidencia problemas en la fase de ejecución", que estarían relacionados con el tratamiento de juntas y el vertido y vibrado del propio hormigón.

El hormigón hace aguas

Las fisuras se producen mayoritariamente por retracción, según Applus, por lo que no hay un riesgo elevado de que las griestas crezcan. "Suele ser una fisuración estable", señala la firma. La retracción son las fisuras que aparecen en el hormigón por la composición de sus propios materiales constituyentes y están condicionadas por diversos factores como la temperatura o la humedad.

Applus reprocha que no existieran juntas de contracción o dilatación en la depuradora, pues "favorece la formación de fisuras en muros de longitudes importantes y losas".

Reparaciones incompletas

Las inspecciones también detectaron algunas zonas reparadas, lo que evidencia que había conocimiento de las filtraciones de agua en la EDAR. Emafesa, la empresa de aguas del Concello que gestiona Urbaser –filial de ACS, el grupo de Florentino Pérez--, acometió actuaciones en cinco puntos, mostrándose las reparaciones, a juicio de Applus, "efectivas".

Sin embargo, también perciben aplicaciones en el interior de decantadores y canales, así como en los depósitos de tratamiento biológico y de agua tratada,  que recibieron "un tratamiento superficial impermeabilizante".

"Estos tratamientos no han resultado totalmente efectivos y muestran deficiencias que consideramos están relacionadas con la aplicación incorrecta". En las zonas se producen filtraciones. Emafesa dice no ser responsable de dichos tratamientos, sino que son anteriores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad