Manuel Rodríguez, presidente de Rodman

Las patrulleras para Omán disparan los beneficios de Rodman

stop

Siete de cada diez euros que ingresó en 2016 el astillero de Manuel Rodríguez procedían del sultanato de la península arábiga

en A Coruña, 27 de septiembre de 2017 (06:00 CET)

Vida nueva para Manuel Rodríguez, el empresario que levantó Rodman Polyships sobre las cenizas de la antigua Ascón. Aunque el pasado ejercicio todavía contaba con capital chino en su accionariado y el apoyo del controvertido Sam Pa, el astillero de Teis comienza una nueva etapa sacando lustre a sus números. El negocio de las patrulleras, en concreto los contratos del Sultanato de Omán, disparó ventas y beneficios de la compañía durante el año pasado.

Rodman firmó uno de sus mejores años en 2016. En concreto, las ventas se situaron en 32,6 millones de euros, con un avance del 59% sobre los 20,5 millones de euros que había ingresado un año antes. En esa línea, el beneficio neto también ha crecido y se ha situado en 2,5 millones de euros, un 31,5% más que sobre los resultados de 1,9 millones alcanzados en 2015. La clave está en Omán.

El peso del negocio

La compañía, que presenta sus cuentas segmentadas por mercados geográficos, señala en su memoria del año pasado que, del total de ventas (esos 32,6 millones), los encargos procedente del país arábigo, una monarquía que ha estado en numerosas ocasiones en el punto de mira de Amnistía Internacional, suman 22,1 millones de euros. Es decir, casi el 68% de sus ingresos proceden de Omán.

El grupo de Manuel Rodríguez firmó este mismo año otro contrato de patrulleras de intervención rápida para el sultanato. Las 10 unidades de este modelo incluidas en este nuevo pedido vienen precedidas por 80 unidades anteriores para otros armadores.

Casi el 68% de los ingresos de Rodman en 2016 procedieron de Omán

La propia compañía explica que "es la quinta vez que el Sultanato de Omán confía en el astillero español para la construcción de sus embarcaciones, por su fiabilidad, experiencia y calidad de construcción". Rodman, explican, "se reafirma como uno de los más reconocidos y prestigiosos constructores navales, en la zona de los países pertenecientes al Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo".

patrulleras Oman Rodman

Patrulleras de Rodman para Omán / La imagen es de Rodman

Nuevos modelos

Los 22,1 millones que ingresó Rodman el año pasado por estos encargos con Omán contrastan con la cifra de negocio que aporta al grupo un mercado como el europeo, en el que facturó 1,3 millones (1,7 millones en 2015).  El grueso del negocio está en las embarcaciones profesionales (con unos 28,7 millones facturados), frente a las de recreo, que aportaron 2,7 millones.

El astillero de Teis explica que "la cifra de ventas de náutica de recreo ha sufrido un incremento respecto al ejercicio anterior de un 31%, cuya justificación viene dada por la incorporación del nuevo modelo Rodman 890 Ventura". La política de inversiones se centró en la realización de modelos y moldes para los contratos de náutica profesional en ejecución (Rodman 111) así como en el inicio de un nuevo desarrollo para un catamarán de cien pies.

Todo parece indicar que este ejercicio no será tan boyante para la compañía. Según su memoria, Rodman prevé que el importe neto de la cifra de negocios se sitúe al cierre de 2017 en torno a los 24,8 millones de euros (21,7 y 3,1 millones en náutica profesional y recreo, respectivamente). Las previsiones de resultados muestran unos beneficios de 1,5 millones, aproximadamente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad