Las patronales gallegas se movilizan contra el 'impuestazo' de Montoro 

stop

Las confederaciones de Lugo y Pontevedra aseguran que la presión fiscal tendrá un fuerte impacto en las empresas que frenará la recuperación económica 

Economía Digital

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, momentos antes de la sesión constitutiva de las Cortes Generales de la XII Legislatura. EFE/Ballesteros
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, momentos antes de la sesión constitutiva de las Cortes Generales de la XII Legislatura. EFE/Ballesteros

en A Coruña, 30 de diciembre de 2016 (17:06 CET)

A la estela de la CEOE, las patronales gallegas también ponen el grito en el cielo por el incremento en la presión fiscal a las empresas que ha puesto en marcha Cristóbal Montoro. Hay que recortar más de 5.000 millones para cumplir el déficit, pero nadie quiere que los recortes caigan sobre él.

La Confederación de Empresarios de Lugo, a través de su secretario general, Jaime López, consideró "insoportable" para las empresas la presión fiscal e incidió sobre la "inseguridad jurídica" que genera el carácter retroactivo sobre el ejercicio 2016.

Sobre todo, ha protestado por el Impuesto de Sociedades que, "en términos comparativos con otros países de nuestro entorno, la presión a través de este tributo es muy importante" y, según ha añadido, "genera una merma en la actividad de las empresas que se retraen a la hora de seguir haciendo inversiones".

Frenazo a la recuperación económica

En la misma línea se han pronunciado los empresarios de Pontevedra, la confederación que dirige Jorge Cebreiros. En un comunicado alertan de la dudosa legalidad de la retroactividad sobre el Impuesto de Sociedades.

"Después de nueve meses de falta de Gobierno, sin inversión pública ni adjudicación de proyectos, el sector privado debe cargar con una medida que compromete seriamente la recuperación de la economía. La retroactividad sólo puede perjudicar a cualquier empresa, sea cual sea su tamaño, sector de actividad o ámbito territorial de actuación, ya que se adopta cuando está a punto de finalizar el ejercicio económico, sin que esta exigencia estuviera contemplada, o cuanto menos prevista, al planificar el 2016", criticó Cebreiros.

La Confederación de Empresarios de Pontevedra añade que esta medida frenará la recuperación de la actividad empresarial. "Lo que el sector privado necesita no son nuevas cargas impositivas, sino estímulos a la producción y al empleo", concluye el presidente de la patronal pontevedresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad