La autopista AP-9, controlada por los fondos Globalvia y Corsair

Las maniobras de los fondos atrapan a Abanca y sus socios en la AP-9

stop

Corsair busca un comprador que, junto a su 38% de la concesionaria de la AP-9, se quede con otros activos de su cartera, entre ellos, una decena de aeródromos

A Coruña, 28 de marzo de 2018 (04:55 CET)

La venta de Itínere, propietaria de la concesionaria de la AP-9, está bloqueada a la espera de que se pronuncie la Corte de Arbitraje de Madrid, algo que hará previsiblemente el próximo mes de junio. Esta situación es consecuencia de la negativa del fondo norteamericano Corsair, que ostenta el 38% de la matriz de Audasa, a autorizar la venta del 57% del capital en manos de Sacyr, Abanca y Kutxabank a Globalvia, también participada por fondos de inversión.

Y es que los fondos tienen más protagonismo del que aparentan. En la sección de accionistas de la página corporativa de Itínere no figura por ningún lado el nombre de Corsair, sino el de Gateway Infrasturctures Investment, el fondo con el que controla el 38% en la concesionaria de autopistas española, pero también el 30% de la compañía británica de aguas Kelda Waters o el 100% del operador aeroportuario Vantage Airports Group, que engloba una decena de aeródromos, entre otros la terminal B del neoyorquino de LaGuardia, o los chipriotas de Pafos y Lárnaka.

En revisión

Según apunta Acuris, compañía especializada en investigaciones, análisis y datos para profesionales financieros, tras el interés mostrado por Globalvia en hacerse con parte de los activos, Corsair encargó a finales del pasado año la revisión de las inversiones del fondo, que ascienden a 3.400 millones de dólares –unos 2.800 millones de euros– a Credit Suisse y Evercore.

En sus quinielas para hacerse con la totalidad del fondo, Acuris sitúa al fondo APG como posible interesado, una idea (la de vender la totalidad y no solo una parte) que seduciría a Corsair por el hecho de poder supervisar esta inversión como una cuenta administrada. Tampoco descarta la posibilidad de que los socios aumenten su participación en las inversiones, algo “particularmente probable” en el caso de Itínere, según sus fuentes.

En cualquier caso, aunque probable, la venta por separado de la participación en Itínere –compañía en la que Abanca es actualmente el segundo accionista con el 23,8% del capital– sería una opción peligrosa para Corsair, ya que el fondo perdería atractivo y restaría valor a los demás activos. Pero antes de que nadie mueva ficha, la justicia española tiene mucho que decir.

Cambios en Audasa

La que sí está moviendo ficha es Itínere, y precisamente en la AP-9. Audasa, la concesionaria de la autopista, ha dado un nuevo giro a su cúpula con la salida del consejo de Luis Sánchez Salmerón, una de las referencias en el sector de las concesiones en España y, hasta 2014, director general de Globalvía, la firma interesada en la matriz.

Sánchez Salmerón deja también con su marcha la presidencia del comité de nombramientos y retribuciones de Audasa. No obstante, no se va muy lejos. Según consta en el Registro Mercantil, este mismo mes tomó posesión como consejero de Autopista Concesionaria Astur Leonesa (Aucalsa), otra de las piezas de Itinere.

Hemeroteca

Audasa (AP-9)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad