Las madereras activan la reforma forestal sin esperar a la Xunta

stop

Toman la iniciativa ante la demora de la Administración y recuerdan que 600.000 hectáreas están improductivas desde hace 12 años

Elier Ojea, presidente de Confemadera Galicia, y Núñez Feijóo

15 de abril de 2014 (15:50 CET)

Los distintos agentes que conforman el sector forestal gallego han comenzado a moverse para activar medidas que mejoren el rendimiento del monte. Este es un clásico caballo de batalla ya que todos los estudios indican que hay una gran superficie forestal desaprovechada. En este sentido, la patronal Confemadera, constata que existen 600.000 hectáreas en Galicia que no aportan nada al sector desde hace doce años, sin que nadie encuentre solución para sacarles rendimiento.

La Xunta se había mostrado sensible con el problema. Al menos, eso dio a entender el informe que Alberto Núñez Feijóo encargó a la Asociación de Becarios de la Fundación Barrié para mejorar la gestión forestal. El estudio se entregó en octubre del año pasado y, según Confemadera, la puesta en práctica todavía no ha llegado. Por ello, explica el presidente Elier Ojea, han comenzado a organizar reuniones entre los distintos actores para avanzar en “medidas concretas” que puedan revitalizar al sector forestal. Pasar del papel a la realidad las iniciativas prometidas porque los tiempos de la administración pocas veces coinciden con las urgencias de las empresas.

¿Qué piden?


Las demandas de Confemadera no son muy distintas a las que planteó el informe de la Asociación de Becarios. Entienden que el futuro del monte y de su industria asociada pasa por una selvicultura moderna que trascienda el minifundio privado y que se apoye en una gestión forestal sostenible, con madera certificada.

Solicitan que se agilicen los trámites burocráticos que dificultan sobremanera las cortas, en algunos casos exigiendo cuantiosos avales a las empresas. Y añaden la necesidad de promover el mercado interior, con un plan de rehabilitación y reforma de viviendas que prime el uso de la madera.

Algo de esto ha comenzado a dibujar el Gobierno gallego, como el diseño de una ventanilla para los trámites administrativos (que no su puesta en marcha), pero de manera tan leve que todavía no se nota impacto alguno en el sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad