El delegado territorial de la Xunta, Ovidio Rodeiro, en la estación de Supervisión y Control en el polígono Espíritu Santo

Las ITV gallegas cambian de manos

stop

Applus adquiere por 89 millones el 80% de Supervisión y Control, la concesionaria de las ITV gallegas

en A Coruña, 27 de septiembre de 2017 (18:17 CET)

El Grupo Fomento de Iniciativas, que controla el negocio de las ITV gallegas a través de Supervisión y Control, ha cerrado un acuerdo de venta de esta división al grupo Applus. La operación se cierra por un precio aproximado de 89 millones de euros.

De acuerdo con fuentes del grupo vendedor, Fomento de Iniciativas se desprende de un 80% del capital de Supervisión y Control, la filial dedicada a las ITV, con presencia en Galicia, Buenos Aires y Costa Rica.

Los socios vendedores

Fomento de Iniciativas, y Supervisión y Control, estaban en manos de un grupo de empresarios, entre los que se encuentra actualmente Amador de Castro, que lidera el proyecto. Otro de sus accionistas significativos, el empresario Epifanio Campo, falleció el año pasado.

En Galicia, según informa a la CNMV el grupo comprador, la operación se cierra a través de la compañía Supervisión y Control, S.A., fundada en 1987, la cual opera mediante 25 estaciones y 10 unidades móviles, con más de 500 empleados. La concesión expira en diciembre de 2023 y puede ser renovada en periodos de 4 años hasta el año 2037 de acuerdo al contrato concesional.

El mantenimiento del empleo ha sido uno de los puntos, según las mencionadas fuentes, que se abordaron en las negociaciones. Supervisión y Control tiene 531 trabajadores en Galicia, unos 452 en Costa Rica y otros 122 en Argentina.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad