Las inversiones millonarias de Manuel Añón vuelven a Galicia

stop

El empresario, que proyecta un centro comercial en Oleiros, se prepara para arrancar la nueva planta de Gallega de Mallas en Carballo

R. Rodríguez

Manuel Añón y la conselleira Ethel Vázquez en una visita a las plantas de Gallega de Mallas y Casas Cube en Bértoa
Manuel Añón y la conselleira Ethel Vázquez en una visita a las plantas de Gallega de Mallas y Casas Cube en Bértoa

en A Coruña, 11 de enero de 2017 (00:07 CET)

Manuel Añón, el acaudalado empresario de A Laracha, con una fortuna estimada por Forbes en 400 millones, ha retomado las inversiones en Galicia, después de un largo periodo de ausencia marcado por la recesión económica y su conflicto, todavía vivo, por el dinero invertido en Novagalicia que fulminó el Frob.

Añón se prepara para poner en marcha la nueva planta de Gallega de Mallas en Carballo, una ampliación de la actividad que realizaba la fábrica de Arteixo, ahora trasladada al polígono de Bértoa tras comprar terreno en las rebajas de Xestur, la comercializadora de suelo industrial de la Xunta. La inversión requerida se estimó inicialmente en 12 millones.

Una renovación esperada

La previsión del grupo es que la factoría comience a funcionar en breve, en este primer trimestre del año, lo que conllevará el traslado de la plantilla con la que ya contaba en Arteixo, a la que se suman nuevos trabajadores.

El cambio de ubicación conllevó también una renovación de la maquinaria para producir malla, viguetas o grafil, aunque también se traslada el equipo aprovechable de Sabón. Pero , sobre todo, supone un notable incremento de espacio. La nueva nave cuenta con 16.000 metros cuadrados cubiertos, sobre un terreno de 51.000 metros cuadrados. La parcela de Arteixo es de 10.000 metros.

"Había que renovarse o casi morir. Desde hace años no invertimos por la situación económica. Ahora teníamos la necesidad de invertir aprovechando que las cosas parece que van un poquito mejor", explican en la empresa.

El centro comercial de Oleiros

Este proyecto se suma al de Inversiones Sarrianas, otra empresa del grupo de Añón, que promueve un centro comercial, con hipermercado, área de servicios, locales, zona deportiva y hasta gasolinera en pleno corazón de Oleiros, en un terreno adyacente a la urbanización Os Regos, que promovió la Fadesa de Manuel Jove.

Añón ha estado ocupado en los últimos años levantando la llamada Siderúrgica Latinoaméricana (Silat), un proyecto de 200 millones para poner en marcha un complejo siderúrgico de gran tamaño en el estado brasileño de Ceará. Con Silat en funcionamiento y la situación económica mejorada, Añón vuelve a poner sus ojos en Galicia. 

Hemeroteca

Manuel Añón
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad