Las inversiones de Sedesa en Galicia se hunden

stop

Las filiales Áridos de Trazo y Leitosa del grupo valenciano relacionado con la 'Gürtel' entran en concurso de acreedores

El presidente de Les Corts, Juan Cotino / EFE

22 de octubre de 2012 (21:35 CET)

La aventura gallega de Sedesa, la empresa valenciana de la familia Cotino relacionada con la trama Gürtel, parece llegar a su fin. El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Valencia ha autorizado el concurso de acreedores voluntario para las canteras de áridos que posee en Galicia, Áridos de Trazo y Leitosa.

Además, también se encuentra en suspensión de pagos Imison, la empresa cabecera de la división de áridos del grupo empresarial y que englobaba, a su vez, estos dos negocios en la comunidad gallega.

Fuentes del sector sostienen que el cierre de los proyectos gallegos no es consecuencia de la propia crisis que atraviesa la matriz del grupo, sino que deriva de la escasa actividad que desarrollaban desde que comenzó la caída del sector de la construcción. De hecho, según informan desde el ayuntamiento de Trazo, la cantera de áridos ya hacía años que no contaba con empleados. “Creo que tenían a un vigilante de seguridad. Hace años hubo gente del pueblo contratada pero ahora ya hacía mucho que estaba parada”, comentan.

Los traspasos de Sedesa

Sedesa ha pasado de unas manos a otras durante los dos últimos años para acabar finalmente como empezó, en manos de la familia Cotino. El grupo Ezentis incorporó a su cartera en junio de 2010 el 100% del capital social de Asedes Capital --cabecera de Sadesa-- a excepción del negocio inmobiliario, para revenderla tan sólo un año más tarde.

A finales de 2011, Vicente Cotino --sobrino del presidente de las Corts, Juan Cotino-- pasó a controlar de nuevo la firma como principal administrador tras haberse deteriorado, y mucho, las cuentas, como consecuencia del boom inmobiliario, que la había arrastrado a su paso.

El grupo familiar Sedesa acumulaba un pasivo superior a los 200 millones de euros, lo que le llevó a solicitar el concurso voluntario de acreedores en 2011 junto a la propia Ezentis Infraestructuras, que vio como su balance se desequilibraba tras adquirir la constructora.

Las relaciones gallegas de Cotino


La relación de Sedesa y de los Cotino con Galicia está sustentada en los negocios, pero también en las relaciones de familia. Y es que Vicente Cotino es yerno del conocido empresario José Antonio Souto. El dueño del grupo Tecam, fue uno de los promotores del macrocentro comercial levantado en A Coruña Marineda City a través de Invest Cost, junto a los empresarios Manuel Jove y José Collazo.

Precisamente Invest Cost, la sociedad promotora del megacomplejo de compras, adjudicó mediante concurso las obras de la primera fase de construcción del centro comercial a una UTE formada por FCC y Sedesa.

Si bien, el negocio de los áridos de Sedesa en Galicia se va a pique, cuando la firma se asentó en la comunidad decidió actuar en el sector inmobiliario participando en Gerpe Construcciones. En la rama del medioambiente posee el grupo Trasime, especializado en el transporte de residuos industriales y peligrosos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad