Las inversiones de Inditex no salvan al centro logístico de Zaragoza

stop

Pla-Za, polígono empresarial controlado por el Gobierno aragonés, registra pérdidas millonarias a pesar de contar con Zara como inquilino

Silo de Inditex en la Pla-Za (Zaragoza) | EFE

08 de abril de 2013 (01:28 CET)

Inditex es el buque insignia de la Plataforma Logística de Zaragoza (Pla-Za), un centro operativo en el que la textil posee una plataforma a través de la que distribuye ropa de mujer de la marca Zara a más de 80 países de los cinco continentes. La compañía que preside Pablo Isla construye allí el mayor silo de ropa colgada de Europa, totalmente automatizado y con capacidad para cinco millones de prendas cuando esté plenamente operativo, a lo largo de este año. La idea del grupo textil es seguir creciendo en la capital aragonesa en su principal segmento de ventas, Zara mujer, que se reparte entre Arteixo (20%) y Pla-Za (80%), aunque mantendrá una estructura flexible al respecto, adaptándose a los pedidos.

Sin embargo, el crecimiento de Inditex en el centro operativo aragonés, donde cuenta ya con una plantilla de 900 personas y unas instalaciones de 180.000 metros cuadrados, no impide que la rentabilidad de la Plataforma Logística de Zaragoza esté en entredicho. Creada como una sociedad pública en 2000 en la que está presente tanto el Gobierno aragonés como el Ayuntamiento de Zaragoza, Pla-Za prevé cerrar las cuentas de 2012 con unas pérdidas superiores a los ocho millones de euros. Del mismo modo, la cifra de negocio también ha ido en declive en los últimos tres años. La previsión para el último ejercicio alcanza los 14,2 millones de euros, inferiores en unos 10 millones a las del ejercicio anterior y superiores en aproximadamente 7 millones a las de 2013.

En este escenario, el consejo de administración de la inmensa plataforma logística ha convocado a los accionistas el 6 de mayo para aprobar las cuentas anuales y encarar una reducción de capital, “al objeto de restablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio neto de la sociedad, así como de cualquier otra medida correctora que resulte necesaria con el mismo fin”, según consta en el Registro Mercantil.

Conexiónes entre Arteixo y Zaragoza

A través de Inditex, Arteixo (A Coruña) y la capital aragonesa han establecido un diálogo marcado por las decisiones del gigante textil fundado por Amancio Ortega. En 2009, Inditex decidió distribuir desde su centro logístico de Arteixo todas las prendas de la línea masculina de Zara. Salió entonces perjudicada la Plataforma Logística de Zaragoza, que absorbía el 50% de esta distribución, la otra mitad del tráfico ya se operaba desde A Coruña.

Inditex achacó la decisión a que el centro de Arteixo ofrecía una mayor operatividad y, de paso, liberaba espacio en Pla-Za para afrontar la distribución a Europa y crecer en el segmento mujer. A finales del 2012, la textil presentó el proyecto de su nuevo silo en Zaragoza, con 17.500 metros cuadrados de superficie, 30 metros de altura y totalmente automatizado, y, según confirmaron fuentes del Gobierno aragonés, estudia la compra de nuevos terrenos en la Plataforma Logística.

Enlace aéreo

Los puentes tejidos por Inditex entre Galicia y Zaragoza llegó incluso a notarse en el aeropuerto de Alvedro. Air Nostrum abrió una ruta desde A Coruña a Zaragoza en 2008 que ofertaba tres vuelos semanales y que permitía a la textil contar con un enlace aéreo entre sus dos centros operativos.

Sin embargo, Air Nostrum decidió suprimir la conexión en 2011, alegando una baja ocupación y una caída substancial en las reservas. La decisión se produjo, según informó Heraldo de Aragón, después de fracasar las negociaciones para renovar las cuantiosas subvenciones que Air Nostrum recibía de la promotora del aeropuerto de Zaragoza --más de un millón de euros al año--.

Ajuste

Así, a pesar de que Pla-Za cuenta con gigantes como Inditex entre los inquilinos de su gigantesco parque empresarial la situación no es ni mucho menos boyante. La sociedad afronta un plan de racionalización del gasto para disminuir en torno al 18% respecto al anterior ejercicio.

En julio de 2012 logró refinanciar su deuda bancaria hasta 2020, tras amortizar 3,5 millones de euros de la deuda anterior. Según informan varios medios de comunicación aragoneses, a partir de octubre de 2014 deberán producirse amortizaciones trimestrales de igual importe hasta la cancelación total de la deuda.

Las empresas ubicadas en Pla-Za se desmarcan de los malos resultados de la sociedad pública que ha realizado un gasto considerable en los últimos tiempos a fin de acondicionar la segunda fase del parque empresarial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad