Las interpretaciones sobre el fin de los convenios colectivos enfrentan a sindicatos y bufetes de la patronal

stop

Los representantes sindicales indican que los abogados ya asesoran a las empresas cuyos trabajadores quedarán sujetos, únicamente, al estatuto de los trabajadores

12 de julio de 2013 (21:29 CET)

Varios despachos de abogados asesoran ya a empresas gallegas sobre las distintas posibilidades que se abren ante la patronal si el convenio colectivo de una compañía o sector decae y sus empleados quedan sujetos al estatuto de los trabajadores, que marca como límite único el salario mínimo.

Así lo asegura Roberto Pérez Vila, responsable de comercio de CIG Servizos. “La parálisis en las negociaciones de los convenios colectivos va a derivar, en primer lugar, en una rebaja de las condiciones laborales, y luego poco, a poco, en una reducción de los salarios”, explica.

Interpretaciones jurídicas


La CIG sostiene que a pesar de que el salario mínimo está marcado en 640 euros, una empresa cuyo convenio haya decaído y tenga que acogerse a los mínimos del estatuto de los trabajadores (si no tiene un convenio superior) no podrá rebajar de inmediato el sueldo de sus empleados. “Entendemos que las rebajas salariales se aplicarán en los nuevos contratos, no los que están en vigor y se firmaron antes de la caída del convenio”, explica Pérez Vila.

No obstante, el sindicalista asegura que “bufetes de abogados habituales de la patronal” sostienen lo contrario. “Sabemos que ya hay quien comenta que los salarios se pueden bajar de inmediato, pero eso es una interpretación jurídica que no compartimos”, explica.

Protestas en el comercio vario


De momento, los sindicatos CIG, UGT y CCOO han convocado diversas movilizaciones en varias ciudades de la provincia de A Coruña en protesta por el bloqueo de la negociación de un nuevo convenio colectivo para el sector del comercio vario.

Tras la huelga convocado el 1 de julio, los sindicatos han anunciado movilizaciones que se iniciarán el viernes, 19 de julio, en el centro comercial Odeón de Ferrol. El miércoles 24 se trasladarán al centro comercial As Cancelas, en Santiago de Compostela, y finalizarán el viernes 2 de agosto con una protesta delante del centro Marineda, en A Coruña.

Los trabajadores del sector del comercio vario no están protegidos por otro convenio superior, por lo que se enfrentan, precisamente, a quedar sujetos únicamente al estatuto de los trabajadores.

Críticas a Inditex y Cortefiel

Los sindicatos insisten en pedir que se prorrogue el mantenimiento del convenio actual durante las negociaciones. Esta posibilidad se incluyó en el acuerdo entre la patronal estatal y CCOO y UGT, pero los empresarios de la provincia de A Coruña rechazaron esta alternativa.

Los representantes sindicales se muestran especialmente críticos con la actitud de grandes empresas como Inditex y Cortefiel que, en su opinión, “se niegan a negociar”.

“Inditex va por libre, sin atender a los sindicatos. Negoció con los trabajadores la prórroga durante un año de las condiciones de convenio, así que en 2012 congeló los salarios, cosa que no ocurrió en otras empresas”, critican las centrales sindicales quienes explican que, de todas formas, la de Amancio Ortega, con toda probabilidad, no será una de las empresas que rebajará los sueldos al mínimo establecido.

40.400 trabajadores gallegos en vilo


El presidente del Consello Galego de Relacións Laborais, Demetrio Fernández, cifró en unos 40.400 los trabajadores gallegos que corren el riesgo de quedarse sin convenio colectivo debido al fin de la ultraactividad. La vía que sirve para mantener la vigencia de los acuerdos laborales durante el plazo en el que se negocian los nuevos.



Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad