Las inmobiliarias temen la “competencia desleal” de la banca tras el rescate

stop

Aseguran que la depreciación del valor de las viviendas afectan a toda la sociedad “mientras que el IBI y el valor catastral suben”

Edificios en construcción

18 de junio de 2012 (21:09 CET)

El pasado fin de semana una noticia causó un especial revuelo entre el sector inmobiliario gallego: la empresa Altamira, del grupo inmobiliario Santander, sacó a la venta pisos en el municipio mariñaño de Barreiros desde 19.900 euros. Los promotores del concello se levantaron en pié de guerra y aseguran que están estudiando una reclamación judicial. Es sólo un ejemplo. Los empresas inmobiliarias llevan tiempo denunciando la “competencia desleal” que a su juicio le hacen los bancos deseosos de desahacerse del ladrillo.

Ahora, con el rescate bancario sobre la mesa, los empresarios temen que la situación se recrudezca. Temen que, sobre todo las entidades nacionalizadas, como Novagalicia Banco, tiren la casa por la ventana y deprecien al máximo los precios de su cartera de inmuebles “obligadas por la letra pequeña de la ayuda europea”.

Provisiones inmobiliarias


Benito Iglesias, el presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein)  asegura que el caso de Barreiros no es nuevo. “Esto es algo que viene ya de lejos debido a las distintas reformas financieras que ha sufrido la banca estos años. Las provisiones inmobiliarias que ha tenido que hacer la banca han derivado en una depreciación, sobre todo del suelo”, explica Iglesias.

“Ahora, ante el rescate, estamos preocupados por la letra pequeña, ya que creemos que las entidades acabarán siendo obligadas a hacer provisiones tanto para los créditos que están en mora como para los que no lo están”, advierten.

Los inmuebles de los bancos gallegos

Esta situación, podría acabar derivando en un abaratamiento excesivo de los inmuebles en propiedad de las entidades financieras a las que los promotores inmobiliarios no podrían ofrecer competencia. Iglesias poner como ejemplo, por ser la entidad con mayor representación en Galicia, los inmuebles que posee NGB.

“Simplemente acudiendo a la web inmobiliaria de Novagalicia vemos que posee 2.405 viviendas en A Coruña, 1.469 en Lugo, 1.147 en Pontevedra y 231 en Ourense”, relata. “Pero además, en Galicia tenemos al Sabadell, a Banesto o a Santander con numerosos inmuebles, aunque la mayoría en calidad de segunda residencia, adosados y pisos en zonas costeras”, explica.

Créditos desiguales


Avisa Iglesias de que si ya es complicado para ellos competir contra los bancos en este momento, aún lo es más con las entidades nacionalizadas. “Si me voy con un cliente a una entidad nacionalizada, las posibilidades de optener un crédito no son tan fáciles, como muchísimo se puede llegar a obtener un crédito del 80% del valor del inmueble. Pero, se da el caso de que si la vivienda que se quiere adquirir es propio del banco, entonces los créditos llegan al 100%, algo que entendemos que es competencia desleal, así como una práctica peligrosa. Un crédito del 100% indica que el comprador puede no poseer ningún ahorro”, argumenta.

Los empresarios inmobiliarios tienen miedo de la que se les pueda venir encima con el rescate bancario, aunque desde la Federación gallega aseguran que, por lo menos, “lo que haya de venir que venga rápido y no en un goteo constante”.

Destacan igualmente que, el problema de la depreciación de precios afecta a toda la sociedad, no sólo a su sector. “ Que los bancos tengan que recurrir a estas prácticas hacen que los precios de las propias viviendas en general se devalúen, de cara a una posible venta. Es curioso que mientras nuestra casa se devalúa, el valor catastral y el IBI suben” explica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad