Las inmobiliarias temen la competencia del 'banco malo'

stop

El sector rebajará los inmuebles para darles salida antes de enero, cuando se les aplicarán los ajustes de Rajoy

Viviendas en construcción

14 de julio de 2012 (22:16 CET)

Los empresarios inmobiliarios miran con mucho recelo los últimos ajustes puestos en marcha por el Gobierno de Rajoy que incidirán directamente sobre su sector. Aseguran que eliminar la desgravación por compra del alquiler y aumentar el tipo reducido de IVA de un 4 a un 10% son mazazos demasiados grandes. Además, advierten de que en medio de esta situación complicada, la competencia cada vez es más grande, y viene directamente del lado de la banca.

Promotores y dueños de inmobiliarias miran con recelo la puesta en marcha del 'banco malo' que exige Bruselas. A cambio de las ayudas de rescate de la banca, Europa impondrá condiciones a los bancos rescatados. Una de ellas es la “segregación de activos” en aquellos bancos que reciban ayuda pública en compañías especificas de gestión de activos, inmobiliarios en este caso. En resumen: se creará un 'banco malo'.

Bajada de precios hasta final de año

Esta situación hace creer a las empresas inmobiliarias que en tiempos de extrema dificultad se les sumarán los competidores en la venta de pisos. Por todas estas cuestiones, aseguran que de aquí a diciembre los precios de las propiedades bajarán, ya que tanto propietarios como empresarios desean deshacerse de su stock inmobiliario antes de la aplicación de los ajustes de Rajoy, que entrarán en vigor en enero.

Benito Iglesias, el presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias explica que “aquellos propietarios que tienen su vivienda a la venta tendrán muchas oportunidades de poder comercializarla antes del 1 de enero de 2012, pero eso sí, con una rebaja de precio”.

A partir de enero...

En su opinión, con las convenientes rebajas debido al momento, los inmuebles vacíos tienen hasta diciembre, una oportunidad de encontrar salida. “Puede que se pueda salvar algo del año con esto pero, no escondemos que las perspectivas de lo que va a venir luego son muy negativas”, comenta.

Y es que, en medio de toda esta situación ya de por sí complicada, tienen en cuenta que la competencia crece. “En el banco malo todos los activos pasarán a una sociedad de liquidación. Esto significa que se les va a intentar dar salida enseguida”, comenta. “Y además de los inmuebles de las entidades nacionalizadas --sólo NGB tiene más de 5.000 en la comunidad-- están las de la otra banca que no está nacionalizada pero que también tiene exigencias y que vemos que ya está haciendo promociones”, indica.

Iglesias comenta que, además, en el mercado de la venta no cesan de entrar inmuebles, por ejemplo, procedentes de embargos de Hacienda. “Ahora ya no es tan fácil darles salida en las subastas”, comenta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad