Las inmobiliarias se ven con el agua al cuello ante la competencia de los bancos

stop

Las hipotecas sobre viviendas cayeron en el mes de mayo en Galicia casi un 40% con respecto a 2011

Viviendas en construccion

23 de julio de 2012 (23:26 CET)

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas se situó en 1.096 en Galicia en mayo de este año, con una caída del 39,35% con respecto al mismo mes de 2011, según los datos que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este descenso es casi nueve puntos superior al registrado en el conjunto estatal, donde la cifra de hipotecas constituidas sobre viviendas ascendió a 26.007, un 30.05% menos en la variación interanual.

Las empresas inmobiliarias denuncian, además, que las escasas hipotecas concedidas se corresponden con viviendas o fincas que pertenecen a entidades bancarias, una situación, explican, que los deja “en una situación muy complicada”.

“Tanto en Galicia como en el resto de España es muy complicado que una inmobiliaria pueda conseguir que a su cliente le den una hipoteca si no estamos hablando de una vivienda que sea propiedad del banco”, explica Benito Iglesias, presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias.

Miedo al 'banco malo'

Iglesias explica como en casos en los que la hipoteca se pide sobre una propiedad que no forma parte de los activos de banco “las entidades llegan como máximo al 70% del valor”.

Las inmobiliarias temen la creación del llamado “banco malo” en el que se junten los activos tóxicos del ladrillo debido a la brutal competencia que esta futura entidad ejercerá contra ellos. “Todavía es pronto para hablar ya que quedan muchas incógnitas”, explican desde el sector, mientras se preguntan sí las empresa inmobiliarias podrán seguir comercializando también viviendas propiedad de bancos o no.

Nuevos perfiles

Además de la competencia con los bancos, las inmobiliarias tienen otro factor en contra, debido a que en enero aumentará el impuesto por compra de vivienda, con lo que el IVA reducido pasará de un 4 a un 10%.

Sin embargo, Iglesias explica como desde hace unos meses, están creciendo los casos de clientes que deciden invertir en una propiedad inmobiliaria. “Personas de un determinado perfil, de más de 55 años están retirando sus ahorros de cuentas depósito y se acercan hasta las inmobiliarias con el objetivo de realizar una compra. Es un tipo de cliente que te paga prácticamente en mano y que dice que prefiere invertir en una pequeña vivienda para él o para sus hijos”, indica Iglesias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad