Las inmobiliarias quieren aprovechar la "desconfianza" en la banca

stop

Sostienen que las inversiones en vivienda aumentarán de aquí a final de año ante los "problemas de credibilidad" de las entidades

Viviendas en construccion

10 de agosto de 2012 (10:05 CET)

Los últimos datos del INE certificaron una nueva caída del 20% en la compraventa de vivienda en Galicia en relación a junio del año pasado. La comunidad encadena 18 meses de descenso en la tasa interanual. Sin embargo, en el sector se muestran optimistas de cara a final de año. Creen que la eliminación de la deducción por compra de vivienda para el 2013 y la "falta de confianza" en el sistema bancario provocará que muchos clientes decidan invertir en inmuebles antes de que acabe el año.

“El perfil de comprador ha cambiado --explica Benito Iglesias, presidente de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein)--, ahora tenemos una persona de clase media-alta que consigue buenos planes de financiación y que puede realizar una fuerte inversión inicial. Y por otro lado, tenemos a personas de clase media, en torno a los 50 años y con dinero a plazo en el banco, que decide invertir en vivienda ante la inestabilidad financiera actual”, asegura Iglesias.

Además, Iglesias basa buena parte de su optimismo en las cifras del año 2010, cuando la eliminación parcial de la deducción por compra de vivienda habitual para las rentas altas provocó un aumento en las ventas de inmuebles. “De situarnos en cifras parecidas al 2010 sería una bocanada de oxígeno para el sector”, concluye.

Galicia, más lenta

En relación con el resto del Estado, la compraventa de viviendas descendió en Galicia un 8% más. “No es que tengamos más stock, pero en otras comunidades el excedente se absorbe más rápido”, aseguran desde Fegein.

La Federación Gallega cree que se debe a que “los descuentos más agresivos” se producen en el Mediterráneo y proceden de entidades financieras.

“Competencia injusta” en Ourense


Pero, a pesar de las expectativas, las inmobiliarias siguen temiendo la competencia. La competencia de la propia banca, con sus rebajas y la de las propias administraciones. El caso más patente se conoce estos días en Ourense.

La Asociación de Empresarios Inmobiliarios de Ourense (Adeido) acaba de presentar alegaciones a los presupuestos del concello, todavía pendientes de aprobación. Creen que la empresa pública que pretende constituir el Gobierno local supone una “competencia injusta” para las inmobiliarias.

“Los presupuestos contemplan la creación de una empresa para gestionar la compra, venta, construcción y alquiler de vivienda –expone Benito Iglesias--, lo que para el sector implicaría competir en una situación de desventaja”.

Además, las inmobiliarias sostienen que la iniciativa del concello ourensano va en contra de las recomendaciones del Gobierno central y de Europa. “Estamos en un momento en el que se nos pide la eliminación de empresas públicas y el fomento de la actividad privada. De hecho, este tipo de empresas existió en las administraciones pero se han ido cerrando. Pedimos que reflexionen sobre ello”, concluye Iglesias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad