Las inmobiliarias proponen a la Xunta avalar la vivienda protegida

stop

Mientras la compraventa de vivienda repunta, los inmuebles de promoción pública se sitúan en mínimos históricos

Viviendas en construccion

11 de octubre de 2012 (21:42 CET)

Los datos de compraventa de vivienda del mes de agosto --con un 10% más de operaciones en relación al mismo mes del año pasado-- dieron un leve respiro al sector inmobiliario gallego. Sin embargo, el mismo informe del Instituto Nacional de Estadística que frenó 17 meses de caídas, marcó también un mínimo histórico en las operaciones sobre vivienda protegida.

Hasta agosto de 2012 se realizaron 645 transacciones sobre este régimen de propiedad. En el mismo periodo de 2011, se registraron 1088, 400 operaciones más. La compraventa de vivienda protegida va camino de marcar su cifra más baja desde que el INE la incluye en sus estadísticas --año 2008--.

Ante este escenario, el sector inmobiliario gallego pide a la Xunta que avale a los compradores para facilitar el acceso a créditos de entidades financieras. “Se han endurecido los requisitos para acceder a la bolsa de vivienda protegida --explica Benito Iglesias, presidente de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein)--. Pero una vez que accedes, al llegar al banco no te dan crédito porque tu renta es muy baja. Por eso creemos que la Xunta debe avalar a los demandantes de vivienda protegida ante la entidad financiera”, concluye.

Recortes

Desde el año 2008, las operaciones sobre este régimen de propiedad han ido en declive. De las 2.381 registradas en ese año, según datos del INE, se ha pasado a una media de 1.250 transacciones hasta 2011. El presente curso amenaza con rebajar todavía más esa cifra.

En el centro del problema están las dificultades de los demandantes para acceder a crédito de las entidades financieras, pero también un progresivo endurecimiento en las condiciones de la vivienda protegida, que tampoco se ha librado de los recortes.

“Hasta 2010 el Estado otorgaba ayudas de hasta 10.000 euros y negociaba créditos preferenciales que financiaban el 80% de la vivienda a un mínimo de 35 años. Ahora mismo no existen estas ayudas y llegamos a una situación en la que se ceden viviendas de promoción pública en régimen de alquiler para darles salida”, exponen fuentes del sector.

Nueva ley

La nueva Ley de Vivenda de Galicia, aprobada en el mes de julio, cambiará de nuevo el acceso a la vivienda de promoción pública. El texto incorpora un nuevo régimen de “copropiedad” con la Xunta, en el que el comprador adquirirá un mínimo del 60% del inmueble, con derecho a comprar el 40% restante en posesión de la Administración.

A pesar de la importante rebaja en el coste de la vivienda, profesionales del sector consideran que este nuevo régimen no solucionará el problema. La reactivación en el acceso a vivienda protegida pasa, a su juicio, por potenciar el crédito financiero “con la Xunta como aval de los demandantes” y por “fomentar el alquiler con derecho a compra”.

“En el marco actual, el único flujo de dinero que existe para reactivar el acceso a vivienda protegida es el bancario”, concluyen.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad