Las inmobiliarias gallegas piden que Anticorrupción investigue a Martínez Pujalte y la Sareb

stop

La patronal Fegein exige al diputado que aclare su papel como mediador ante el banco malo y, si hay indicios de ilegalidades, se derive el caso a la Fiscalía

Belén Romana y Vicente Martínez Pujalte

en A Coruña, 01 de mayo de 2015 (04:05 CET)

Vicente Martínez Pujalte ha protagonizado dos recientes saltos a escena poco afortunados. El primero por cobrar de una constructora con notable curriculum en obra pública a cambio de sus servicios como asesor. El segundo, por realizar labores de mediación organizando encuentros entre la cúpula de la Sareb en 2013, con Belén Romana a la cabeza, e inmobiliarias madrileñas.

Estas reuniones, en las que habrían participado las empresas Vía Célere y Hercesa, además de la constructora Avintia, informa El Confidencial, han sentado especialmente mal en el sector inmobiliario gallego. La Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) ha pedido al diputado del Partido Popular que explique "nítidamente" cuál ha sido su relación con una "entidad que ha resultado negativa para el sector"; y al llamado banco malo que aclare "si la información responde a la verdad", pues, a juicio de Fegein, estas prácticas, si se produjeron, podrían derivar en una competencia injusta que rozaría la ilegalidad.

Depurar responsabilidades

En declaraciones a este medio, el presidente de Fegein, Benito iglesias, lamentaba que los presuntos encuentros se produjeran "en el año más duro para el sector de la vivienda en Galicia, en el que más bajaron las compraventas y más cayó el precio". Muy sereno, razonaba Iglesias que lo prioritario es aclarar lo sucedido: "Es necesario que se explique y que si hay zonas oscuras se abra una investigación porque podríamos estar hablando de una presunta información privilegiada que habría beneficiado a tres o cuatro empresas del sector", aclaró.

En este sentido, Fegein es partidaria de que se "depuren las responsabilidades" de los tres actores participantes, Martínez Pujalte, Sareb y las inmobiliarias, e insta a que, si existen sospechas fundadas, se derive el caso a la Fiscalía Anticorrupción.

Críticos con Sareb

Fegein integra en sus asociados a Adeido (inmobiliarias ourensanas), a la Asociación de Profesionales del Noroeste (Apin), a la Asociación de Empresiaros Inmobiliarios (Pontevedra), a la Asociación Empresarial de Gestión Inmobiliaria (Vigo), además de a inmobiliarias de Santiago, Barbanza y Lugo, zonas en las que no hay una asociación aglutinadora.

La patronal gallega del sector ha sido muy crítica con el impacto que ha tenido Sareb en el sector. Antes de la constitución del banco malo, se tendió la mano al FROB a través de la patronal española para colaborar y asesorar en la tarea de dar salida a los activos en el mercado que absorbió Sareb. Esta colaboración fue ignorada por entidad e instituciones y desde entonces la relación ha sido tensa.

Lo que más duele

En Galicia no gustó el plan de negocio de la sociedad que absorbió el ladrillo de la banca nacionalizada, un plan que tuvo que ser reformado en dos ocasiones por no obtener el visto bueno de Bruselas. Fegein ha sostenido desde hace tiempo que la Sareb desestabilizó al sector y hundió los precios, provocando el cierre de numerosas empresas y recuerda que, después de todo eso, continúa arrojando pérdidas en su balance de ejercicio.

Pero duele especialmente que un diputado ejerza de mediador de una parte no representativa del conjunto del sector –Martínez Pujalte alude como entidad con más representatividad a la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid, que habría sido la primera en ponerse en contacto con él-- después de que anteriores peticiones del conjunto de las inmobiliarias fueran ignoradas, en un momento de declive del mercado de la vivienda y ante una entidad que fue perjudicial para las empresas.

El encuentro, con Martínez Pujalte presente

La versión de Martínez Pujalte entronca con este relato. El diputado popular sostiene que ejerció como portavoz de la Comisión de Economía al atender la petición de la asociación madrileña e interceder para que se encontraran con Luis de Guindos y Belén Romana ante el poco o ningún caso que Sareb o el Gobierno hacían a las inmobiliarias.

Solo se realizó un encuentro con Romana, al que asistieron las tres empresas ya mencionadas además de Walter Luna y el propio Martínez Pujalte. ¿De qué se habló? Según el diputado, del impacto que podría tener el banco malo en el negocio inmobiliario y de las incertidumbres del momento: "Fueron encuentros muy asépticos y técnicos. Existían situaciones anómalas (subrogaciones de créditos promotores, por ejemplo) que estaban absolutamente bloqueadas", dijo a El Confidencial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad