Las inmobiliarias dibujan su futuro en la zona de influencia de la Sareb

stop

Asumen que están ante un cambio de modelo y apuestan por el alquiler y la cooperación entre entidades

30 de mayo de 2013 (04:57 CET)

La Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) ha organizado este miércoles en Ourense el I Congreso del sector gallego. Sobre la mesa estaban los últimos cambios normativos en el mercado inmobiliario --el plan estatal de rehabilitación, regeneración y renovación urbana, las medidas del fomento del alquiler o la ley de eficiencia energética, entre otros-- y la aspiración de compartir ideas entre profesionales para trazar una “hoja de ruta” hacia el futuro inmediato del sector.

Las perspectivas hace tiempo que no son buenas. En 2012, las transacciones inmobiliarias cayeron un 13,2% en Galicia, lastradas por la paralización del crédito bancario y la merma del poder adquisitivo de los ciudadanos, entre otros factores. Los augurios para 2013 se mantienen en parámetros similares. La apuesta de los empresarios del sector va de la mano con los cambios normativos. Hacen suya la dirección marcada en el Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 hacia el fomento y flexibilización del alquiler y la rehabilitación.

El alquiler, en el centro


En concreto, a la hora de definir sus pautas de actuación, las inmobiliarias abogan por el alquiler con opción a compra con un plazo máximo de 5 años para poder ejecutarla, de manera que el comprador evite solicitar el crédito hipotecario pagando únicamente de forma inicial capital sin intereses directamente al propietario.

Junto a esta línea, según manifestó en un comunicado la propia Fegein, queda patente la apuesta por el fomento del alquiler en todas sus fórmulas, “mientras la incertidumbre económica y la no fluidez del crédito hipotecario permanezcan”.

En definitiva, el sector busca soluciones para responder con eficiencia a un cambio de modelo en el mercado. Y la nueva legislación parece refrendar el nuevo rumbo, que ya no tiene como raíl de referencia la vivienda en propiedad.

La vivienda en propiedad


En cuanto a la adquisición de la vivienda en propiedad, los márgenes parecen estrechos. Queda por determinar la influencia de la Sareb, la entidad donde fueron transferidos los activos tóxicos de la banca nacionalizada, cuya política de precios y de comercialización condicionará el mercado. Las inmobiliarias tendieron la mano a la sociedad que preside Belén Romana para la comercialización de los activos. Hubo conversaciones hasta este marzo, aunque la entidad participada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) parece haber elegido como compañeros de viaje en la venta de inmuebles a la banca nacionalizada.

El otro factor determinante será el flujo de crédito que sea capaz de movilizar la banca. Desde el sector, lamentaron en el pasado ejercicio que las entidades cerraran el grifo del crédito, dedicándose a financiar sus propios inmuebles. Novagalicia y Banco Popular estaban invitados al Congreso, aunque no asistieron.

Mirada hacia dentro


Más allá de los factores externos --la nueva normativa, el contexto económico y la actuación de la Sareb--, los profesionales aprovecharon el encuentro para volver la mirada hacia el propio sector. Quieren fortalecer las inmobiliarias a través de nuevas fórmulas de cooperación y asociacionismo entre empresas, como el MLS (Multiple Listing Service), una bolsa inmobiliaria común española de inmuebles en exclusiva, que permite la cooperación entre los profesionales inmobiliarios asociados.

En la línea de la profesionalización, Fegein también pide a la Xunta un registro de agentes inmobiliarios de Galicia. En el Gobierno gallego están elaborando ya un registro de promotores inmobiliarios que será de carácter obligatorio para los profesionales.

En su exposición, Joaquín Hucha Tomé (API) pidió que la inscripción en el registro de agentes inmobiliarios fuese de carácter obligatorio para ejercer la profesión,  que incluyese la acreditación de formación y el Seguro de Responsabilidad Civil. El sector trasladaron esta petición a la nueva directora del Instituto Galego de Vivenda e Solo, Teresa María Gutiérrez, que también acudió a la cita.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad