Las grandes fortunas gallegas mueven casi 900 millones a través de sicavs

stop

El patrimonio gestionado se elevó en 58 millones a lo largo de 2014

Francisco Botas, José María Castellano y Felipa Jove

en A Coruña, 14 de febrero de 2015 (18:59 CET)

Las sociedades de inversión de capital variable han ido a más durante el año pasado, en el que se marcó algún que otro hito reseñable, como que la sicav vinculada a la familia March, Torrenova, superara los 1.000 millones de patrimonio. Los últimos datos de VDOS Stochastics indicaban que, a cierre del tercer trimestre, se había incrementado el número de estas sociedades en España un 4,15%, 24.280 nuevos accionistas se subieron al carro de las sicavs y el patrimonio gestionado creció un 11,91%.

Las grandes fortunas gallegas contribuyeron a la tendencia creciente de estos vehículos de inversión, que ofrecen como principal atractivo su fiscalidad, tributan solo el 1%. Sandra Ortega, Manuel Jove, José María Castellano y compañía han engordado sus sicavs. Los ricos gallegos manejan ya un patrimonio de 872,2 millones a través de estas sociedades. Al menos, de las que se tienen constancia. Esta cifra supone que, durante el último año, han engordado 58,4 millones, respecto a los 813,8 que manejaban a cierre de 2013.

Sandra Ortega rebasa la barrera de los 400 millones

Casi la mitad de este cuantía está en manos de la sociedad de Sandra Ortega, Soandres de activos. Es la mayor sicav gallega y una de las más grandes de España. En los últimos cuatro años ha ido creciendo a un ritmo sostenido. Engordó 75 millones desde 2011 a razón de, más o menos, 25 millones al año. Actualmente, maneja un patrimonio de 402,5 millones.

Aunque la heredera de Rosalía Mera acapara casi la mitad del total de la fortunas gallegas, la familia Ortega llega un poco más lejos. Contando las sicavs de Amancio Ortega, su hermana Josefa y su sobrina Dolores habría que sumar otros 57,7 millones. El fundador de Inditex, el hombre más rico de España, liquidó Gramela de Inversiores 2004, Keblar y Alazán, pero todavía cuenta con Dorneda, con un patrimonio de 7,2 millones. Su hermana, Josefa Ortega, maneja otros 7 millones con Jogami.

El matrimonio formado por Dolores Ortega y Juan Carlos Cebrián tiene dos sociedades de inversión de capital variable. Silleiro, que elevó su patrimonio hasta los 21,6 millones (1,1 millones más) y Vivero, con un patrimonio de 22,3 millones (1,5 millones más).

Las grandes sicavs

Al margen de Soandres de activos, las otras grandes fortunas de referencia en el mundo de las sicavs, al menos por tamaño, son los Jove y los Fernández Somoza. Felipa Jove, vicepresidenta de Inveravante, ha elevado el patrimonio de Brunara hasta los 156 millones, 8 más que hace un año. Su padre maneja a través de Doniños y Bourdet un patrimonio de 44,6 millones. Es decir, la familia Jove tiene más de 200 millones en sus sicavs, 10 millones más que a cierre de 2013. 

Pero a la hora de engordar, es el ex presidente de Azkar, Luis Fernández Somoza, quien se lleva la palma. El patrimonio de sus sociedades creció durante el último año en 18 millones. Cuenta con dos sicavs, Currelos y Guntín. La primera maneja 97,3 millones y la segunda 100,2.
 

Los 'modestos' 

Para completar la cuenta habría que añadir la sicav del consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, y la del ex presidente de Novagalicia, José María Castellano. El primero controla a través de Rumbo 1717 un patrimonio de 8 millones, ligeramente superior al del año anterior; y el segundo, a través de Carivega, un patrimonio de 5,9 millones, frente a los 5,4 de 2013.

Aunque las sicavs tienen aura de evasión fiscal legalizada debido a sus ventajas tributarias, hay que recordar que el bajo tipo impositivo del 1% afecta solamente a su rentabilidad diaria, a su vida cotidiana. Cuando se retira el dinero la tributación sube automáticamente a franjas que van desde el 21% al 27% en función de la plusvalía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad