Ciudadanos chinos con mascarillas para evitar el contagio del coronavirus.

Las grandes de la moda (excepto Inditex) ponen cifras al coronavirus

Capri Holdings, la dueña de Michael Kors, Versace y Jimmy Choo, advierte de que la crisis china podría reducir sus ingresos anuales en 136 millones

Las grandes empresas de la moda, a excepción de Inditex, comienzan ya a poner cifras al impacto que el coronavirus tendrá en sus cuentas. China es un mercado fundamental para el mundo textil, no solo por el volumen de negocio que genera, sino también porque es uno de los principales ‘armarios productores’ de la industria. Este miércoles, Capri Holdings, la compañía dueña de Michael Kors, Versace y Jimmy Choo, ha indicado que modifica sus previsiones para el conjunto del año fiscal que, en su caso, finaliza el mes de marzo. La firma ha especificado que esta modificación viene motivada, justamente, por el brote de coronavirus de Wuhan y alerta de que podría derivar en una reducción de sus ingresos anuales de hasta 150 millones de dólares (unos 136 millones de euros).

Ajuste en el beneficio

La compañía espera finalizar el ejercicio con una facturación de 5.650 millones de dólares (5.135 millones de euros), frente a los 5.800 millones (5.271 millones de euros) con los que esperaba cerrar el año. Capri también ha ajustado a la baja las previsiones de beneficio neto de la compañía, que reduce hasta 54 millones de euros. (En los nueve primeros meses del año el beneficio neto se situó en 298 millones de euros). Además, el gigante textil advierte de que “las estimaciones podrían cambiar sustancialmente si la gravedad de la situación en China empeora”.

Capri se convierte, de esta forma, en la primera gran empresa textil que pone cifras al impacto que podrá tener en su balance el brote de coronavirus de Wuhan, si bien, no ha sido la primera empresa de moda que comenta los atrancos que está sufriendo derivados de la crisis sanitaria. El gigante sueco H&M manifestaba la semana pasada que ya tenía cerradas, al menos, medio centenar de tiendas debido a la alerta sanitaria, lo mismo que Uniqlo, de Fast Retailing, que, según las últimas informaciones, mantiene cerrados 130 establecimientos en el país asiático.

El silencio de Inditex

Contrastan estos datos, no obstante, con el mutismo de Inditex. Preguntado por este medio, la compañía no hace declaraciones acerca de las derivadas que para ella tiene el brote del coronavirus. Con cerca de 600 establecimientos en el país, la multinacional de Amancio Ortega tiene siete tiendas en Wuhan.

Con casi 13.000 trabajadores en el país (teniendo en cuenta China y los territorios de Taiwan y Macao), la firma presidida por Pablo Isla contaba, en 2018, con 449 proveedores que daban trabajo a unas 400.000 personas

 

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad