Las fuerzas políticas se unen contra el cierre de la fábrica de armas

stop

La corporación municipal apela al Gobierno central para parar el ERE de General Dynamics

Manifestación de los trabajadores de Santa Bárbara / EFE

16 de febrero de 2013 (16:55 CET)

General Dynamics anunció esta semana su intención de aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) a 700 trabajadores en toda España, que conllevará el cierre de la fábrica de armas de A Coruña y dejará en la calle a 172 trabajadores de Santa Bárbara en la ciudad herculina. La medida ha sido criticada por todas las fuerzas políticas en María Pita. Tras reunirse con los trabajadores, los grupos municipales han manifestado en un comunicado conjunto su rechazo ”frontal y absoluto” a la decisión de la compañía.

En el texto, afirman que solicitarán a la Xunta que medie con el Gobierno central. Quieren que el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy garantice el cumplimiento de las obligaciones asumidas por General Dynamics cuando adquirió la empresa nacional Santa Bárbara, en lo relativo a carga de trabajo, inversión tecnológica y nuevos contratos.

Un plan industrial

En definitiva, piden la continuidad en la actividad de la fábrica y que se mantenga el número de trabajadores. También reclaman al Gobierno del Estado que presente un plan industrial “de futuro, sólido y fiable”, en colaboración con la Xunta de Galicia.

El Concello de A Coruña está dispuesto a ofrecer toda la resistencia necesaria para abortar los planes de General Dynamics. El propio alcalde, Carlos Negreira, anunció una reunión la semana próxima con la Xunta de Galicia para abordar el tema y no descarta facilitar a la empresa nuevos terrenos o buscar un comprador. Lo que sea para evitar el cierre.

La fábrica es “viable”


Los grupos municipales defienden que la fábrica de armas es “viable”. En el comunicado afirman con rotundidad que “es una de las empresas más emblemáticas de nuestra ciudad desde su implantación en 1937 y que es totalmente viable por sus enormes potencialidades”.

Del mismo modo, alaban a los trabajadores de Santa Bárbara, que forman “una plantilla con una elevada cualifiación y con un demostrado compromiso con la empresa a lo largo de toda su historia”.

Las fuerzas políticas se comprometen a apoyarlos, sumándose a todas las iniciativas que ponga en marcha el comité de empresa en contra del ERE. Además, se comprometen a “recabar todos los apoyos necesarios del tejido social, empresarial y vecinal para defender unidos la permanencia de la fábrica de armas”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad