Las filiales de Blusens también caen en números rojos

stop

RESULTADOS

José Ramón García, presidente de Blusens

A Coruña, 02 de febrero de 2015 (22:21 CET)

La situación de Blusens, la tecnológica gallega de José Ramón García, es complicada. Afronta una situación difícil, si bien los éxitos cosechados en los últimos años hacen que dentro de la banca acreedora haya voluntad para sacar adelante la compañía. La empresa cuenta con su filial de compras, Blusens Technology, en concurso de acreedores y lucha por la aprobación del convenio concursal a lo largo de este mes de febrero.

No obstante, más allá de la suspensión de pagos en la que está sumida la central de compras, cuyo pasivo se acerca a los 40 millones, la situación del resto del grupo también es complicada. Según su última memoria presentada ante el Registro Mercantil, la matriz del grupo, Blusens Global Corporation, registró números rojos por valor de 15,9 millones de euros en 2013, frente a los tres millones del ejercicio precedente.

Pero, además, varias filiales más del grupo se encuentran en números rojos. Según sus cuentas anuales además de Blusens Technology, al menos otras tres filiales más registraron pérdidas en 2013.

Patrimonio negativo

Blusens Sudamérica, con domicilio en Montevideo, Uruguay, obtuvo un resultado neto de -1,5 millones de euros; Blusens México, con sede en DF, registró pérdidas de más de seis millones, y Blusens Middle East, en Dubai, cuyo negativo sobrepasó los 700.000 euros.

A finales de 2013, estas cuatro filiales registraban un patrimonio neto negativo. La compañía reconoce en sus cuentas que su futura evolución depende, en gran medida, de poder sacar adelante a su filial de compras.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad