Las farmacéuticas eluden la responsabilidad sobre el incremento del IPC

stop

Aseguran que los medicamentos han bajado su precio en cerca de un 15% y achacan la subida a la aplicación del copago

Farmacia

30 de julio de 2012 (20:15 CET)

Las farmacéuticas españolas rechazan que la subida del IPC de julio se deba a un incremento del precio de los medicamentos y otros productos farmacéuticos, tal y como apunta el Instituto Nacional de Estadística (INE). En opinión del sector, el aumento del Índice de Precios al Consumo se debe, de tener alguna relación, con la aplicación del copago sanitario.

En la mañana del lunes saltó la noticia. El IPC de julio escaló tres décimas, hasta el 2,2%. En la nota de prensa que envió el INE se especificaba: “En este resultado destaca la subida de los precios de los medicamentos y otros productos farmacéuticos”.

Descontento en el sector

La aseveración no ha sentado nada bien en el sector farmacéutico, que reivindica que los precios de los medicamentos han experimentado una bajada considerable y escalonada ya desde 2011. Según aseguran, esa bajada de precios se ha, incluso, acrecentado en el último mes, debido a los decretos estatales que priman la dispensación del fármaco de precio más bajo.

“Es erróneo decir que el aumento del IPC deriva de la subida de los medicamentos. Si deriva de algo es de la aplicación del copago sanitario que ha encarecido la cesta de la compra. No sé si esto ha sido un error o hay alguna intención en que este sector siempre sea el malo de la película”, manifiesta Fernando Redondo, el presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos de España.

Bajadas del 15%


“Resulta insultante que se nos achaque esto, sobre todo porque los productores de medicamentos están bajando mucho sus precios porque ahora es el precio más bajo el que marca los fármacos que pueden ser dispensados”, indica Redondo, que asegura que la bajada de precios de los medicamentos ronda el 15%.

La misma opinión es la que ofrece la patronal Farmaindustria. “El IPC lo que mide es el aumento de lo que se paga. Con la puesta en marcha del copago, con el que los jubilados también deben pagar, el gasto aumenta. Los medicamentos no suben, lo que baja es la subvención pública”, indican.

Guerra de precios a la baja

De hecho, muchas farmacéuticas han alertado en el último mes de la posibilidad de que grandes productoras de medicamentos acaben “por dejar de operar en España” debido a la guerra de precios instaurada. Hace escasas semanas, desde la patronal de las empresas farmacéuticas aseguraban que muchos medicamentos "se estaban vendiendo casi por debajo del coste".

También la patronal de la industria farmacéutica de genéricos (Aeseg), aseguraba que las rebajas en el precio de los medicamentos estaban provocando de los laboratorios "apenas sacasen margen de beneficios".

“Aquí se ha hecho una mala interpretación porque los medicamentos han bajado muchísimo. Antes las bajadas se hacían cada tres meses, pero ahora, y debido a los decretos de contención en el gasto, las bajadas se están haciendo ya mensualmente y estamos llegando a unos extremos en los que rayan ya lo que son precios razonables”, explica a Economía Digital un farmacéutico.

El copago farmacéutico puesta en marcha por el Ministerio de Sanidad de Ana Mato establece que los pensionistas deben pagar un 10% del precio de los medicamentos con receta, hasta un máximo de 8 ó 18 euros al mes en función de su pensión.

Los trabajadores en activo pagan ahora los fármacos en función de su renta mientras que los parados a los que ya se les ha acabado la prestación por desempleo les sale gratis hasta que encuentren trabajo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad