Las fábricas gallegas de Alcoa se blindan durante cinco años con el suministro a Altlas Holding

stop

La compañía holandesa adquirirá las tres plantas en venta de la multinacional estadounidense y mantendrá la compra de producción a las factorías de A Coruña y San Cibrán

El ministro Soria en la planta de Alcoa en Cervo (Lugo)

21 de octubre de 2014 (19:50 CET)

Alcoa ha llegado a un principio de acuerdo para vender sus tres plantas de transformación en Amorebieta (País Vasco), Alicante y Castelsarrasin (Francia), al grupo holandés Altlas Holding. Aunque la compra todavía no es oficial se espera que la multinacional absorba la totalidad de la plantilla e incluso acometa inversiones en las factorías españolas. La maniobra también tendrá repercusión en Galicia.

Según el sindicato CCOO, las plantas gallegas (en A Coruña y Cervo) continuarán suministrando producción a las plantas del nuevo comprador por un período mínimo de cinco años. El volumen de venta de metal será más o menos el actual, y a precio de mercado.

Importante volumen de ventas


Fuentes sindicales de la fábrica de Alcoa en A Coruña explican que mantener la producción de suministro para la fábrica de Amorebieta era fundamental ya que, en la actualidad, representa un volumen de facturación muy elevado dentro de la planta herculina.

No obstante, y a pesar de acoger de buen grado la noticia, el anuncio también despierta cierta inquietud. “Puedes pensar que el acuerdo también significa que dentro de cinco años dejaremos de venderles”, explican. “A pesar de todo es una buena noticia ya que, en todo caso, hay margen, para buscar nuevos compradores”, añaden.

Compra no oficial


Por el momento, la venta efectiva de las tres plantas del grupo estadounidense a Altlas no se oficializará hasta, por lo menos, finales del mes que viene. No obstante, durante toda esta semana directivos tanto de Alcoa como del propio grupo holandés han visitado las fábricas en cuestión y han mantenido reuniones con la plantilla.

La planta de Alcoa en A Coruña registró el año pasado unos números rojos que rozaron los seis millones de euros, si bien, diversas fuentes aseguran que la previsión pasa por retomar la senda de los beneficios a final de año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad