Las eólicas gallegas de Iberdrola disparan su beneficio en plena crisis del sector

stop

Los parques del grupo en Galicia, con una potencia instalada que supera a la térmica de Meirama, lograron un resultado de 71 millones en 2012, un 24% más

Parque eólico de Iberdrola en EEUU

21 de octubre de 2013 (20:16 CET)

No todo son penurias en el sector eólico gallego. Ni mucho menos. Al margen de los grandes saltos hidráulicos que gestiona en la Cuenca del Sil, Iberdrola ha conseguido hacer de sus parques eólicos una auténtica caja registradora. Iberdrola Renovables Galicia SAU, su filial radicada en A Rúa que aglutina sus activos eólicos en la comunidad gallega, logró en 2012 un beneficio de explotación de 71,2 millones de euros, un 24,4% más que el registrado un año antes, en 2011, cuando su resultado bruto se había situado en 47,2 millones. Todo ello, al margen de los cambios regulatorios impulsados por el Ministerio de Industria en los últimos años, y también sin parecer importarle demasiado el devenir del concurso eólico de la propia Xunta, del que había quedado en 2010 prácticamente excluida: solicitó 350 megavatios y apenas recibió dos.

Iberdrola, que acomete actualmente la ampliación de los saltos hidráulicos en el Sil, tiene un negocio consolidado en el sector eólico gallego que le coloca ya entre los primeros productores de este tipo de energía. De hecho, durante el año pasado puso en explotación la ampliación de uno de sus parques, con lo que la potencia operativa a final del ejercicio ha pasado de 592 megavatios de 2011 a los 604 megavatios actuales, según relata en su memoria. Esa potencia instalada supera con creces la que dispone, por ejemplo, la central térmica de Meirama, de Gas Natural Fenosa, y representa la mitad de Endesa en As Pontes.

Un holding de filiales

A través de Iberdrola Renovables Energía, el grupo que preside Ignacio Sánchez Galán cuenta con una red de filiales, que se reparte entre firmas como Sistemas Energéticos Chandrexa, Somozas Energías y Recursos Medioambientales, Energías Renovables de la Ría de Muros, Sotavento Galicia y Operador Logístico Agroenergético Galicia SA. Durante el año pasado, según las cuentas de la compañía, la producción de energía fue un 8,18% superior al año precedente, pasando de producir 1.321 gigavatios hora a 1.429 gigavatios.

Con el desfavorable entorno regulatorio, Iberdrola ha situado sus precios medios totales un 1,61% inferiores a los del ejercicio anterior. Así, el precio medio de la energía vendida por la filial gallega ha pasado de 90,89 euros el megavatio en 2011 a 89,43 euros. Pese a ello, ha sido el aumento de la producción lo que ha provocado un incremento del 5,79% en la cifra de negocio de Iberdrola Renovables Galicia, pasando de 121 millones de euros en el ejercicio 2011 a 128 millones el año pasado.

Proceso de integración

Los activos eólicos de Iberdrola, con las ampliaciones, se situaron en 462 millones de euros el año pasado, cuando tuvo un beneficio neto de 47 millones de euros, frente a los 37 del ejercicio precedente.

Iberdrola Renovables Galicia había sido constituida en noviembre de 1999 bajo la denominación de Eolicas del Sil. Para conformar lo que hoy es Iberdrola Renovables Galicia, el grupo procedió en 2005 a la fusión de dicha firma con las empresas Sistemas Energéticos de Serra de Mejía y Sistemas Energéticos Gola Peñote. La última operación corporativa que realizó fue en 2011, cuando se adoptó el acuerdo de fusión por absorción de Energías Renovables de Fisterra, participada hasta entonces en un 80% por la Iberdrola Renovables Galicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad