Las empresas forestales estudian llevar a Ence ante Europa por la bajada de precios

stop

Más de 200 pymes gallegas y 40 asturianas consideran que se vulneran las normas de competencia

22 de abril de 2014 (17:16 CET)

Unas 200 pequeñas y medianas empresas forestales gallegas y otras 40 asturianas, junto a algunas de Santander, estudian, con el apoyo de la federación de asociaciones de productores de madera de Galicia (Promagal), llevar ante las instituciones europeas la bajada de precios adoptada por las pasteras Ence, Portucel y Celbi, al considerar que dicha decisión “vulnera las normas de la competencia”.

El portavoz del colectivo de empresarios forestales –aserraderos y rematantes-- que se dedica a la compra y venta de madera de eucalipto para después proveer a las plantas pasteras, Daniel Villapol, explica que sus asesores jurídicos estudian dicha posibilidad, en la que segunda jornada desde que se hizo efectiva la “paralización de servir” a los mencionados clientes.

La medida, tomada por “unanimidad” la pasada semana, responde a los problemas que los empresarios aseguran padecer después de que Ence, Portucel y Celbi iniciasen una “bajada temeraria de la madera, de forma uniforme y en fechas muy próximas”. De ahí que denuncien que se están vulnerando las normas de la competencia, por lo que se plantean recurrir a los tribunales de la competencia o ante el propio comisario de la Unión Europea.

Ence se justifica con la reforma eléctrica

Por su parte, Ence justifica la bajada del precio que abona a sus proveedores por la madera debido a la reforma eléctrica, que “penaliza” la cogeneración, y la caída del valor de la celulosa en el mercado internacional.

A pesar del cese del suministro de madera, la celulosa de Pontevedra continúa su producción en base al stock existente y a la madera que sigue entrando en la planta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad