Instalaciones de R en el polígono de A Grela

Las empresas denunciadas por estafa culpan a R de su quiebra

stop

Berdía Telecomunicaciones y Tedinor, subcontratas contra las que R se querelló por estafa y falsedad documental, acaban en quiebra y liquidación

en A Coruña, 22 de noviembre de 2018 (05:00 CET)

Mal final para las dos empresas contra las que R ha presentado en los juzgados de A Coruña una querella por estafa y falsedad documental, dentro de una supuesta trama organizada en connivencia con tres trabajadores de la operadora gallega para cobrar por trabajos inexistentes. El Juzgado de Instrucción número 7 de A Coruña sigue las diligencias previas, por vía penal, contra Berdía Telecomunicaciones, que ha quebrado, y Telecomunicaciones Digitales Noroeste SL (Tedinor), actualmente en fase de liquidación.

Si los tres empleados finalmente despedidos hubieran firmado su baja voluntaria de la empresa, como así les conminaron los directivos de R en varias reuniones, y hubieran renunciado a la vía de los juzgados de lo Social para denunciar sus despidos, la querella criminal no hubiera llegado a presentarse por parte de la operadora gallega, filial de Euskaltel. Esta es la línea argumental que mantiene el equipo jurídico de una de las empresas de la presunta trama, Berbía Telecomunicaciones, defendida por el penalista José Luis Gutiérrez Aranguren.

"Operación encubierta"

Berdía Telecomunicaciones acabó en quiebra, según relata Gutiérrez Aranguren, después de "un proceso repleto de coacciones" por parte de R en lo que el abogado coruñés interpreta como una "operación encubierta" para prescindir de determinados trabajadores de la operadora de cable. Entre los tres empleados despedidos, según consta en los autos de los procesos laborales seguidos en los juzgados, al menos uno era representante sindical.

Al igual que Berdía acabó quebrada, Tedinor enfiló la liquidación. El proceso de disolución voluntaria de esta compañía se inscribió en el Registro Mercantil el pasado mes de febrero, prácticamente dos años después de que se produjeran los hechos denunciados por R en los juzgados de instrucción.  Berdía tenía su base en A Coruña, en el polígono de A Grela, mientras Tedinor estaba domiciliada en Chantada.

Trabajos realizados y cobrados

Gutiérrez Aranguren, el defensor de Berdía, sostiene que sobre las empresas de la presunta trama se realizó toda una serie de retenciones de pagos por parte de R sobre trabajos ya realizados y facturados, lo que interpreta como una forma más de presión. Hemos demostrado ante la juez, dice Gutiérrez Aranguren, que todos los trabajos por los que cobró Berdía fueron realmente realizados por la empresa, desmontando así el presunto fraude a R, explica el abogado.

El Juzgado de Instrucción número 7 de A Coruña investiga, tras la querella de R, si por parte de los tres trabajadores y las dos empresas subcontratistas se falsificaron órdenes de trabajo, si se facturaron y, en su caso, si se pagaron, o no, servicios inexistentes utilizando para ello el engaño. Dichos trabajos, supuestamente, eran facturados a R Cable y el importe de dichas facturas revertía en los trabajadores despedidos y denunciados y en las dos empresas, que supuestamente se repartían el dinero de encargos que realmente no realizaban. R mantiene silencio sobe la querella presentada en el juzgado por presunta estafa y falsedad documental.

Hemeroteca

Euskaltel
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad