Las empresas del juego ponen los ojos en Galicia

stop

Numerosos grupos de toda España desembarcan en la comunidad por la Ley de Apuestas Deportivas

Local de apuestas de Sportium

01 de octubre de 2012 (20:40 CET)

La aprobación este verano del decreto que regula la aplicación de las apuestas deportivas en Galicia está atrayendo a las grandes firmas del sector del juego de España. Codere, Bwing, Sportium o Reta son algunas de las firmas relacionadas con el juego que están buscando asiento en la comunidad, ya que se espera que a principios de 2013, las máquinas de apuestas deportivas presenciales comiencen a funcionar.

La ley gallega de apuestas deportivas --que también se está desarrollando de forma similar en otras comunidades-- establece que estas máquinas de apuestas en tiempo real podrán estar visibles en tiendas especiales habilitadas para ese fin, salones de juego y establecimientos hosteleros.

La hostelería, factor clave

Muchas de las empresas consultadas por Economía Digital que pretenden comenzar operaciones en Galicia destacan que la normativa gallega es muy atrayente por el hecho de incluir al sector de la hostelería dentro de los escenarios en los que puede haber máquinas de apuestas, algo que, por ejemplo, no permite la ley que desarrolla Aragón.

Según la normativa, bares y restaurantes de la comunidad podrán instalar hasta 2.000 máquinas de apuestas, mientras que los locales dedicados al juego como casinos, bingos y tiendas específicas podrán disponer de otras 700. El Gobierno gallego prevé recaudar 2 millones de euros en impuestos el primer año de aplicación de la norma.

Codere

Por el momento, una de las grandes firmas del sector que ya ha indicado su intención de actuar en Galicia es Codere. Fundada en Madrid en el 84, tiene gran presencia en Latinoamérica a través de sus casinos. Aunque se trata de una firma de gran tradición en el mercado del juego español no pasa por su mejor momento, ya que cerró con pérdidas el primer semestre del año debido a la reestructuración de su negocio en México, entre otros factores.

Por otro lado, la Asociación Gallega de Empresas Operadoras (Ageo) ha escogido a Bwing y a Sportium como proveedores tecnológicos con los que explotar el mercado de las apuestas deportivas. Estas dos firmas ya operan en Aragón, Madrid y Valencia. La primera cuenta con gran experiencia en el mercado online --en el que quieren entrar los operadores gallegos-- mientras que la segunda es el actual líder en el mercado español de locales de apuestas.

Proveedores tecnológicos

Pero además, entre las terminales que operarán en Galicia en unos meses, estarán las del grupo vasco Reta, que dará soporte a varios operadores de la comunidad.

Reta es una empresa con solo diez años de experiencia en el sector pero que está cosechando muy buenos resultados tanto en el País Vasco como en Navarra. Xavier Rodríguez, su director general, asegura que es fundamental la busca de capital local para poder operar en Galicia. “Nosotros siempre buscamos capital local y en Galicia ya lo hemos conseguido, creando una filial con domicilio social en Ourense. Creemos que solo con socios de aquí es posible conocer la realidad de la comunidad”, indica.

Empleo

Rodríguez sostiene, que el negocio de las apuestas deportivas creará más puestos de trabajo en la comunidad. “Se van a necesitar personal directo para los locales de apuestas que se monten, con una media de 3,3 trabajadores. Además, es necesario personal técnico para montar y supervisar las máquinas en la hostelería”, declara.

Pero, además de todas las firmas que las apuestas deportivas están trayendo a Galicia, no hay que olvidar a las dos grandes firmas gallegas del sector: Comar y Egasa, que ahora mismo se encuentran inmersas en su asalto al mercado del juego online.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad