Las empresas del juego en Galicia reclaman las mismas ventajas que Eurovegas

stop

La Xunta y el Supremo nunca permitieron a Cirsa llevar el Casino de La Toja a Vigo

Imagen del Casino de La Toja

11 de diciembre de 2012 (19:16 CET)

El juego gallego está notando con fuerza la crisis, y a ello hay que sumarle las elevadas tasas fiscales que se aplican en la comunidad. Esta situación contrasta con las concesiones que, en los últimos tiempos, están permitiendo otras autonomías para con las empresas del sector. El caso más claro está en la comunidad de Madrid, donde el futuro desembarco de Eurovegas ha servido para abrir la mano.

De hecho, Madrid modificó este año la ley de medidas fiscales y administrativas de la comunidad, por lo que ahora hay posibilidad de que, dentro de la ciudad, se puedan instalar nuevos casinos, algo que hasta ahora no era posible. La modificación normativa permite la habilitación de “salas anexas” a un casino que, formando parte del mismo en la teoría, en la práctica pueden estar incluso en otro término municipal.

Comar, interesada


En el sector indican que hay dos grandes casinos interesados en poder asentarse dentro de la urbe madrileña y tratar así de contrarrestar la competencia que traerá consigo el macrocomplejo del magnate americano Sheldon Adelson. Concretamente, el Gran Casino de Madrid, y el Gran Casino de Aranjuez, que pertenece al grupo Comar, del empresario gallego José Collazo Mato.

Mientras que Madrid ha abierto esta posibilidad, en Galicia el Casino de La Toja lleva desde el año 95 peleando sin resultado satisfactorio por su traslado a Vigo, como un objetivo para ampliar mercado. Cirsa, la empresa del juego del magnate catalán Manuel Lao posee el 50% del casino después de que en 2010, la gallega Egasa adquiriese el 50%.

El deseo de Lao

El último mazazo a las esperanzas de Cirsa de poder trasladar el casino a la ciudad olívica le fue dado este verano. El Tribunal Supremo desestimó el último recurso presentado por la empresa contra la decisión de la Xunta de no autorizar este cambio. El alto tribunal entiende que, según la normativa actual, sería preciso convocar un nuevo concurso por licencia y que esto resultaría imposible, debido a las especiales características de este casino.

“Por ahora no tenemos previsto mover más el tema después de la sentencia del Supremo. Poco podemos hacer”, indican fuentes de Cirsa a Economía Digital. Con todo, desde el casino pontevedrés recuerdan que es una situación semejante es la que “acaba de desbloquearse en Madrid”.

Fiscalidad elevada

Pero, las comparaciones no solo quedan aquí. Madrid ha decidido aplicar otras medidas para mimar al sector de los casinos y, por supuesto, a Eurovegas. Así, bonificará a los casinos por cada trabajador contratado a jornada completa, les otorgará ayudas fiscales respecto de materiales e inversión inmobiliaria y rebajará su tipo tributario del 20 al 10% entre otras medidas presentadas en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos.

A la vista de estas nuevas modificaciones, el sector gallego de las empresas operadoras también ha levantado la voz. Desde la Asociación gallega de empresas operadoras (Ageo) indican que la Xunta aplica la tasa más alta del Estado a sus máquinas. Unos 4.000 euros por terminal lo que, según indican, está provocando que las pymes del sector "estén cerrando o siendo absorbidas por las empresas más grandes".

También en este tema apuntan a que muchas comunidades han bajado ya la fiscalidad del juego presencial debido a los fuertes prejuicios sufridos por la crisis y por la Ley Antitabaco. Esa ley que la propia Esperanza Aguirre dijo poco antes de abandonar el cargo que sería bueno replantearse, ya que en otros países con leyes similares se permitía fumar en los casinos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad