Ana Pastor en 2014 durante una visita a las obras del llamado AVE del desierto, entre La Meca y Medina / EFE

Las empresas del AVE a la Meca cruzan demandas millonarias

Adif, Renfe e Ineco abren un arbitraje de 12 millones contra sus socios del AVE a la Meca, que responden con otra reclamación de 13,5 millones

Este mes, el AVE que conecta las ciudades saudíes de La Meca y Medina ha superado el medio millón de pasajeros. La infraestructura puesta en marcha por un consorcio dominado por empresas españolas cruza con éxito el desierto, pero deja muchos asuntos pendientes de resolver entre las adjudicatarias de un contrato de 6.500 millones que se consideró una prueba de fuego para el posicionamiento internacional de la marca España.

Las tensiones entre los socios, que ya afloraron durante la construcción ante las fuertes presiones saudíes, se materializan ahora en un cruce de demandas y arbitrajes que afectan a todas las empresas y a algún proveedor. El consorcio ha puesto negro sobre blanco uno de estos conflictos que está pendiente de la Corte Española de Arbitraje y que tiene como epicentro a las empresas dependientes del Ministerio de Fomento: Renfe, Adif e Ineco.

Cruce de reclamaciones entre los aliados

La solicitud de arbitraje por parte de Renfe, Adif e Ineco se presentó en abril del año pasado y responde a una disputa de 12 millones de euros. Esta cuantía hace referencia a determinados gastos en los que incurrió el consorcio español para el despliegue del proyecto y que, a juicio de las empresas dependientes de Fomento, debería corresponder a todos los integrantes del consorcio. Dicho de otra manera, quiere que cada empresa les devuelva la parte que les correspondería de esos gastos.

Entre los socios se encuentran Copasa, OHL, Siemens, Imathia, Cobra, Talgo, Inabensa y Consultrans. No conformes con la petición de sus compañeros de viaje, las empresas “presentaron conjuntamente sus alegaciones y formularon reconvención por importe de 13,5 millones de euros. Es decir, respondieron con una reclamación mayor a la solicitada por Renfe, Adif e Ineco. Solo OHL se desmarcó de la respuesta conjunta de las empresas. El proceso estaba pendiente del nombramiento de un árbitro.

Más arbitrajes y una demanda de Bombardier

Este episodio se suma a un más amplio cruce de arbitrajes entre los socios del consorcio. Entre ellos estaría una reclamación de la firma pública de ingeniería Ineco a Consultrans por ingresar el dinero de trabajos no realizados; otro arbitraje solicitado por OHL, Copasa e Imathia por los gastos del campamento base en territorio saudí; y un tercero que abrieron los socios contra Cobra, filial de ACS, por el tendido de la red de baja tensión eléctrica, según avanzó Expansión.

A estos conflictos habría que sumar una demanda del fabricante Bombardier contra el consorcio español por sobrecostes en el mantenimiento de los trenes Talgo, el litigio más importante pues podría alcanzar los 200 millones.  

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad