Las eléctricas se lanzan a por millones de consumidores

stop

ENERGÍA

Un recibo de la luz

24 de octubre de 2012 (21:16 CET)

Pistoletazo de salida para la batalla de las batallas en el sector eléctrico. El Gobierno prepara la salida de entre cinco y 16 millones de consumidores de la Tarifa de Último Recurso (TUR) en 2013 con el objetivo de liberalizar el mercado. Esta medida aperturista hará que las eléctricas, a través de sus comercializadoras, se lancen a la caza de clientes que tendrán que elegir una nueva tarifa por imperativo legal, aunque se contemplará un plazo de transición para contratar los nuevos servicios.

Las grandes eléctricas ya se frotan las manos y ven esta medida muy positiva. El director general ejecutivo de Iberdrola, José Luis San Pedro, ha indicado que "se está hablando" de rebajar hasta tres kilovatios (kW) el umbral de potencia por debajo del cual no habrá derecho a tarifa eléctrica regulada. "Eso sería un éxito y permitiría recuperar la competitividad dentro del mercado minorista", afirmó en la presentación del plan estratégico de la compañía.

Para Gas Natural Fenosa se trata de “una medida que beneficia al sector ya que habrá más competencia y que demandábamos desde hace años”.

Mejorar la oferta

La Comisión Nacional de Energía (CNE) publicó este miércoles un informe en el que explicaba las cifras de la liberalización. Hay más de 26 millones de clientes que pagan la TUR, es decir, que consumen menos de 10 kilovatios. Según los planes del Gobierno, esta cantidad podría quedarse solo en 10 millones.

Los 16 millones de consumidores de electricidad que saldrán de la tarifa regulada estarán obligados el próximo año a contratar nuevos servicios. “Es ahí donde las compañías tendremos que ponernos a trabajar para ofrecer las mejores ofertas”, dicen fuentes de una de las grandes eléctricas del país.

Precio final

Actualmente, el mercado de la electricidad ya está liberalizado pero hasta ahora han sido muy pocos los consumidores que han preferido cambiarse. El mercado ofrece precios incluso mejores que la TUR pero para determinados casos. “Los menos”.

“No se sabe si todos estos clientes finalmente pagarán más o menos que por la TUR. Lo que sí es seguro es que todas las ofertas tendrán incluidos el precio real de la energía más el peaje”. “Las eléctricas tendrán que buscar alguna alternativa comercial”, coinciden en ambas compañías.

Otros servicios


Una de las posibilidades que ofrece la liberalización de la luz es que las comercializadoras podrán brindar otra serie de servicios añadidos al servicio tradicional para poder atraer a nuevos contratos. “La principal diferencia entre la tarifa de una eléctrica y otra es el valor añadido que se le ofrece al cliente del mercado liberalizado”.

Servicios como el mantenimiento, las reparaciones, o incluso llevar el gas se podrían incluir en las ofertas “por lo que la competencia será feroz” entre los grupos energéticos.

Medida antidéficit

Este cambio obligatorio de tarifa es una medida que forma parte de la reforma energética del Gobierno. El objetivo del Ministerio de Industria, Energía y Turismo no es otro que parar el déficit de tarifa, que lleva acumulados 24.000 millones de euros de deuda a favor de las eléctricas.

Además de este decreto, el Ejecutivo ha vuelto a poner en marcha la titulización del déficit por lo que podrá devolver a las grandes compañías del sector esos miles de millones. El guiño a las eléctricas por parte del ministro Soria no ha tardado en llegar tras imponer en agosto unas nuevas tasas a la generación que dañan gravemente las cuentas de las compañías, según el sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad