Las elecciones a la patronal de Pontevedra acaban en los juzgados

stop

POLÉMICA

Luis Nóvoa y Jorge Cebreiros se estrechan la mano

Vigo, 11 de marzo de 2015 (15:33 CET)

El grupo de asociaciones empresariales integradas en la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) que ha denunciado supuestas irregularidades en la elección del presidente de este organismo, Jorge Cebreiros, llevará ese proceso a los tribunales para denunciar lo que considera un "fraude".

Así lo han confirmado este miércoles, en una rueda de prensa celebrada en un céntrico hotel de Vigo (después de que la CEP, según han explicado, les denegase una sala para comparecer ante los medios), una docena de representantes de varias asociaciones se han reafirmado en sus acusaciones de que hubo delegaciones de voto no válidas, de que la vicepresidencia de Territoriales se adjudicó a un miembro del equipo de Jorge Cebreiros sin amparo de los estatutos, y que se produjeron "presiones de representantes políticos" y de algunos empresarios en favor de la candidatura que resultó ganadora (y que se impuso a la de Luis Novoa por sólo tres votos).

"Una CEP limpia y transparente"

La responsable de la Federación de Comercio y vicepresidenta de la CEP, Encarna Álvarez, ha señalado que el "interés" de este sector 'crítico' es "conocer la verdad" y que haya "una CEP limpia, transparente, sin autocontrataciones con el presidente, con voz propia y no secuestrada".

Por su parte, el presidente de Instaelectra, Ignacio Piñeiro, ha denunciado "injerencias" de algunos representantes empresariales "continuas e intensas" en favor de la candidatura de Cebreiros. Así, ha tachado de "insulto y vergüenza" la actitud del presidente de la Confederación Galega de Empresarios (CEG), José Manuel Fernández Alvariño, "que dijo que se había mantenido imparcial, cuando fue el principal valedor de Cebreiros".

Presiones

Piñeiro ha recalcaldo que Alvariño, y otros dirigentes empresariales (en referencia a Javier Garrido, del Círculo de Empresarios, y a José García Costas, presidente de la Cámara de Comercio) a los que no nombró expresamente "estuvieron llamando para presionar", y que incluso se produjeron "amenazas".

Además de esas presiones, ha desvelado que "se ofrecieron cargos a cambio del silencio", y ha subrayado que se les impidió tener acceso a las delegaciones de voto para comprobar su las firmas y los DNI eran válidos.

El presidente de ATRA, Enrique Fontán, ha explicado que "dado que no ha habido dimisiones", los críticos se ven "obligados a emprender las acciones legales pertinentes para limpiar el nombre de la CEP". Asimismo, ha manifestado su temor de que, en el lapso de tiempo que ha transcurrido desde las elecciones (celebradas el pasado 26 de febrero), se haya podido producir algún "cambiazo" en la documentación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad