Las cúpulas de las grandes firmas de moda gallega se llenan de familiares

stop

Ortega y Adolfo Domínguez se apoyan en su familia para cubrir puestos de responsabilidad

Carlos Espinosa de los Monteros y Pablo Isla en una junta general de Inditex / EFE

26 de agosto de 2013 (02:39 CET)

Puede que sea casualidad o no, pero los grandes de la moda gallega se apoyan en sus familias a la hora de conformar la cúpula de sus compañías. Desde Adolfo Domínguez hasta Inditex, no es extraño encontrarse a personas ligadas a sus fundadores en puestos destacados dentro de la compañía.

Ortega, mujer e hija


El caso de Inditex es el más conocido. El propietario del gigante textil tiene a su actual mujer, Flora Pérez Marcote, dentro del consejo de administración como representante de Gartler, una de las dos sociedades que aglutinan la mayor parte de las acciones con las que Ortega mantiene la mayoría en la multinacional. También es vicepresidenta de Pontegadea, el holding inmobiliario del empresario, y de Pontegadea Biotecnológica.

La hija de ambos, Marta, es vicepresidenta desde hace cinco años de las sociedades que contienen las acciones de Ortega en Inditex: Gartler y Partler 2006.

Pérez Marcote, al alza

Pero la cosa no queda ahí. También los cuñados de Ortega tienen un papel relevante dentro del imperio. Óscar Pérez Marcote, hermano de Flora Pérez, es director de Zara. De la dirección de Bershka ascendió en 2011 a la principal enseña del grupo, casi a la vez que Pablo Isla era nombrado presidente.

Hombre de total confianza para Ortega, curiosamente, cuando llegó a Bershka sucedió en el tiempo a Carlos Mato, casado con la hermana de Flora Pérez. Según diversos portales especializados en moda, la figura de Óscar Pérez Marcote es la de un directivo en alza, que podría convertirse en uno de los más relevantes del sector en España en pocos años.

Tiene un hermano más, Jorge Pérez Marcote, otro de los hombres fuertes de Inditex, que dirige Massimo Dutti desde Tordera (Barcelona) desde 2000.

Espinosa de los Monteros en Stradivarius


Las relaciones familiares dentro de la cúpula de Inditex son algo más habitual de lo que parece. Conocido también es el caso de Juan Carlos Rodríguez Cebrián, ex director general de Inditex y sobrino político de Amancio Ortega.

Los parentescos no rodean sólo el entorno de Ortega. Beltrán Espinosa de los Monteros, uno de los hijos de Carlos Espinosa de los Monteros, consejero y ex vicepresidente de Inditex escala puestos en la compañía. Desde este año el hijo del Alto Comisionado para la Marca España es director financiero de Stradivarius.

La gran familia Domínguez


Igual de extensa es la saga familiar vinculada al modisto ourensano Adolfo Domínguez. Tres empresas de referencia en la moda gallega comparten apellido. Bimba&Lola, la compañía que fundaron las sobrinas del diseñador, María y Uxía Domínguez, hace ya ocho años, navega con pulso firme. La implicación en el proyecto de su padre, el empresario Jesús Domínguez, en su día artífice financiero de la expansión de Adolfo Domínguez y, tras la salida a Bolsa de la compañía, alma mater e impulsor de Textil Lonia, fue clave en la evolución de la empresa.

¿Y qué es Textil Lonia? La empresa que fundaron los hermanos de Domínguez tras romper con él y cuyos talleres en Ourense están ubicados a pocos minutos de los del modisto que puso hace décadas de moda la arruga. Tiene a Carolina Herrera y Purificación García como marcas de referencia.

Dentro de Adolfo Domínguez


La otra empresa insignia del textil ourensano es Adolfo Domínguez, que atraviesa por momentos complicados tras acumular ejercicios en rojo. Está en fase de ajuste, adelgazando su red de tiendas en España y Portugal e intensificando su apuesta por el mercado exterior con el objetivo de reducir pérdidas. Amortiguó la caída en el primer trimestre de su ejercicio fiscal. Perdió 2,5 millones, un 21,6% menos que un año antes.

En la cúpula de la textil, han ocupado puestos de relevancia las hijas del modisto ourensano, Tiziana, Adriana y Valeria, que pasaron por puestos de responsabilidad como la dirección creativa, el área de perfumes o la dirección de ecommerce de la marca, respectivamente.

El cuñado del diseñador, Carlos González Álvarez, es también empleado del grupo, en el que lleva a cabo labores de desarrollo de franquicias.

Fuera de Adolfo Domínguez

Pero las relaciones familiares no acaban en la compañía textil. Adolfo Domínguez viene dejando constancia en los últimos años en los informes remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que encarga servicios para su cadena de moda a empresas de su círculo familiar. Sin ir más lejos, en el último informe de gobierno corporativo de la firma se recogen pagos por valor de 275.000 euros a compañías vinculadas a su familia.

Es el caso de Sappoh Producciones S.L, controlada por la primera hija del diseñador ourensano, Adriana. Adolfo Domínguez le pagó 60.000 euros en 2012 por asesoramiento comercial y de marketing.

Cuñado y hermana

Carlos González Álvarez, el cuñado y empleado de Adolfo Domínguez, facturó a la textil 158.000 euros en el último ejercicio por "diferentes operaciones". Es socio de Aloya Tiendas S.L., sociedad que explota en régimen de franquicia en A Coruña una de los establecimientos de la cadena de moda.

La empresa textil también pagó, en el mismo periodo, 55.000 euros a la sociedad Sestreses S.L. por trabajos de arquitectura en establecimientos de la firma. La hermana de Adolfo Domínguez, Laura, es socia de Sestreses y también empleada de la multinacional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad