Las cuatro provincias gallegas ofertan el gasóleo más caro de España

stop

Ourense es el territorio peninsular con el litro a un precio más alto antes de impuestos

Un cliente repostando en una gasolinera

22 de julio de 2014 (12:16 CET)

Las cuatro provincias gallegas se encuentran entre las que cuentan con un precio antes de impuestos más caro de gasóleo A en España, según se recoge en el último informe de supervisión sobre la distribución de carburantes en estaciones de servicio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Ourense es la provincia peninsular (Baleares encabeza el ranking general) con el gasóleo A más caro (con casi 0,77 euros por litro, en precio antes de impuestos), seguida por Palencia, Valladolid, Lugo, A Coruña y Pontevedra.

Navarra, el contrapunto

Por su parte, Palencia, Valladolid y Zamora son las provincias peninsulares con los precios más altos para la gasolina 95 antes de impuestos. Aquí, Lugo ocupa la posición número 13 como provincia más cara del Estado, seguida de Ourense y Pontevedra.

Huesca es la provincia con los precios más bajos para la gasolina 95, mientras que Navarra es la comunidad con los precios más bajos del gasóleo A.

Incremento en junio

El precio de venta al público de la gasolina 95 se incrementó un 1,2% en junio, hasta situarse en 1,448 euros por litro, su nivel más alto desde septiembre de 2013, mientras que el del gasóleo repuntó un 0,6% y alcanzó los 1,34 euros por litro.

BP continúa marcando los precios más bajos con respecto a los dos operadores principales, Cepsa y Repsol.

Competencia subraya que en junio Cepsa se desmarcó del alineamiento de precios con Repsol, principalmente en gasolina 95, como ya hiciera el pasado mayo.

Ofensiva de la Xunta

El organismo presidido por José María Marín Quemada señala que las estaciones de servicio independientes establecieron los precios de venta al público más bajos, con cuatro puntos de diferencia respecto a las tarifas de las instalaciones integradas en redes de operadores.

Desde hace meses la Xunta de Galicia ha iniciado una suerte de cruzada para tratar de abaratar el precio de venta de los combustibles en la comunidad. El presidente Alberto Núñez Feijóo ha destacado en numerosas ocasiones el hecho de que la comunidad cuenta con una refinería en A Coruña. El Gobierno gallego proyecta poner en marcha numerosas medidas para tratar de favorecer la competencia en la comunidad e implantar más estaciones de servicio independientes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad