Las cuatro gallegas del MAB esquivan la crisis de Gowex

stop

Las acciones de Altia, Commcenter, Lumar y Euroespes se mantienen en valores similares a los de las últimas semanas más allá de la pérdida de la confianza de los inversores en el mercado alternativo

Ramón Cacabelos, de Euroespes y Tino Fernández, de Altia

10 de julio de 2014 (00:48 CET)

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) no pasa por su mejor momento. Su imagen se ha visto seriamente dañada por el escándalo que rodea a la tecnológica Gowex, que el pasado domingo anunció su entrada en concurso de acreedores tras desvelarse una contabilidad irreal que en varios aspectos recuerda a la crisis de Pescanova, cuya cotización en el mercado continuo se mantiene suspendida desde marzo del año pasado. No obstante, el comportamiento de las cuatro empresas gallegas que se encuentran en la llamada bolsa de las pymes hace pensar que los problemas de la compañía madrileña no les afectan, ni para bien ni para mal. Si bien todas cayeron el lunes, como el resto de las cotizadas, el comportamiento de los inversores se mantiene en la tónica habitual de las últimas semanas.

Altia, la tecnológica Tino Fernández, el presidente del Deportivo de La Coruña, cerró la sesión este miércoles a un precio de 8,51 euros la acción, un 4,8% más que la jornada anterior y un 7% superior al los 7,95 euros por título que alcanzó el pasado lunes, cuando todos los valores del MAB cerraron en rojo. Con una capitalización que ronda los 58,5 millones de euros es la gallega del mercado alternativo que mejor funciona con diferencia. El grupo con sede en As Xubias cerró el 2013 con una cifra de negocios de 34,86 millones de euros (45,2 millones si se tiene en cuenta el resultado consolidado después de comprar a la madrileña Exis). El beneficio neto se incrementó en un 17%, hasta los 2,92 millones.

El mayo llegó a su máximo histórico en el MAB. Sus acciones se situaron en los 10,5 euros el mismo día en el que se hizo pública la irrupción en su capital del magnate indio Ramm Bhavnani, que se hizo, al menos con un 1% de la compañía. Desde el final del año pasado, sus acciones se han revalorizado un 110%.

El fin de los móviles gratis castigó a Commcenter

Por su parte, las acciones de la coruñesa Commcenter se posicionaron en el MAB a un precio de 1,94 euros frente a los dos euros por título de la jornada anterior. En lo que va de año alcanzaron los 3,34 euros, su máximo histórico. Su capitalización ronda los 12,8 millones. El valor que los inversores le han otorgado a esta empresa ha ido cayendo con cada ejercicio. En 2011 su valoración era un 60% mayor y llegaba a los 20,7 millones.

Commencenter es la primera distribuidora de Movistar de carácter privado de España, fruto de la integración de la coruñesa Otero Telecomunicaciones y la vasca Osaba Electricidad. En 2013 facturó 50,3 millones de euros, un 17,7% menos que el año anterior. El resultado se quedó en unos discretos 870.000 euros frente a los 2,2 millones alcanzados en 2012. Su ebitda (resultado antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones) cayó desde los 4,3 millones a los 3,15 millones. Para la distribuidora los problemas comenzaron a mediados de 2012 cuando “se cambió el modelo comercial implantado en el mercado español de la telefonía” y se puso fin a a los móviles gratis a cambio de contratos.

Lumar encontró socio con el MAB


La tercera empresa gallega del MAB es Lumar Natural Seafood, firma fundada sobre las bases de la antigua Lumar, propiedad de la familia Martínez Fernández y con sede en A Pobra, especializada en el sector pesquero. Su cotización se mantiene plana en los 3,03 euros por acción y llegó a estar suspendida unos días este año por no entregar sus cuentas a tiempo. La crisis de Gowex no obstante, ha pasado de largo por su puerta ya que el precio de sus títulos se ha mantenido invariable. Con una capitalización que ronda los seis millones de euros, en 2011 esta era un 30% mayor y sobrepasa los nueve millones.

El principal escollo de la compañía se encuentra en los números rojos que arrastra derivados del pago de los intereses de la deuda bancaria. Cerró 2013 con unas pérdidas de 432.000 euros, aunque gracias a su mayor visibilidad a través de este mercado logró captar el interés del inversor luxemburgués Kimi SARL, que en base al acuerdo alcanzado, constituyó Lumar Seafood International, encargada de la comercialización de los productos congelados. Los ingresos de la cotizada ascendieron durante el pasado ejercicio a 1,89 millones frente a los gastos de 2,32 millones

Las dudas del auditor de Euroespes

La crisis de Gowex tampoco ha generado especial impacto en la cotización de la biomédica Euroespes, con sede en A Coruña y especializada en investigaciones pioneras contra el alzheimer. Este miércoles cerró con la acción a 0,66 euros, un 10% superior a la negociación anterior. Sus títulos llegaron a costar 2,45 euros en lo que va de año, aunque con respecto al fin de 2013 su valor descendió un 5%. Su capitalización es de 3,6 millones aunque en 2011 valía casi cuatro veces más, 13,3 millones.

Inmersa en una guerra accionarial que enfrenta a su, hasta ahora primer accionista, Inversiones Portichol, con la directiva histórica del grupo, liderada por el doctor Ramón Cacabelos, la compañía cerró 2013 con unas ganancias de 29.829 euros frente a las pérdidas de 643.675 euros de un año antes. Sin embargo, el informe de auditoría de Audiesa le asesta un duro golpe a la biomédica. Señala que existe un “profundo desorden” en la gestión de la compañía y que los resultados del ejercicio, y por tanto su patrimonio neto, están “sobrevalorados”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad