Las cotizadas gallegas se gastan más de 40 millones al año en consejeros y altos cargos

stop

Pablo Isla, presidente de Inditex, y José María Fernández de Sousa, de Zeltia, protagonizan las mayores subidas de sueldo

José María Fernández de Sousa, Pablo Isla, Adolfo Domínguez y Jacinto Rey

en A Coruña, 02 de mayo de 2015 (02:14 CET)

Las partidas que destinan las grandes empresas a las retribuciones de consejeros han protagonizado muchos titulares a lo largo de la crisis. Hasta 2012 permanecieron inmunes a los efectos de la recesión y tendieron al alza, hasta alcanzar una media de 562.000 euros tras las subidas de 2011 y 2012, según los datos de la CNMV. Con Luis de Guindos pidiendo moderación a las grandes compañías, siguieron ejercicios de mayor contención. Las cotizadas gallegas no mantuvieron una trayectoria muy distinta. Durante dos años, la retribución a consejeros y altos cargos se mantuvo estable o a la baja, pero en 2014, el curso que para Mariano Rajoy representa el inicio de la recuperación económica, las partidas vuelven también a crecer.

Sucede así, sobre todo, en Inditex y Zeltia, dos empresas que tienen como respaldo los buenos resultados obtenidos en el último ejercicio. Sus presidentes, Pablo Isla y José María Fernández de Sousa, hermano del ex presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa; protagonizaron las mayores subidas de sueldo en las cotizadas gallegas. El primero ingresó 7,9 millones, frente a los 6,3 del año anterior. Mientras que el segundo casi duplicó su retribución, pasando de cobrar 740.000 euros a 1,3 millones.

Sumando las partidas que San José, Zeltia, Adolfo Domínguez e Inditex destinan a sus consejeros y altos cargos se superan ampliamente los 42 millones.

Zeltia e Inditex, al alza

En el caso del presidente de la farmacéutica Zeltia, el notable aumento se debe a una retribución variable de 607.000 euros que se sumó a un sueldo de 506.000 euros y a las dietas. José María Fernández de Sousa tenía la posibilidad de percibir un bonus en función de la evolución de Zeltia en bolsa, lo que probablemente explique el incremento, aunque nada aclara la compañía al respecto en la información remitida a la CNMV. En todo caso, la partida destinada a la remuneración del consejo de la farmacéutica ascendió a los 3,1 millones, casi 800.000 euros más que el año anterior.

En el caso de Inditex, la cuantía destinada al consejo ascendió a 9,5 millones, un millón y medio más, minetras que el gigante textil dedica otros 25 millones para pagar a sus altos cargos. Básicamente, los directores de las distintas cadenas y los encargados de responsabilidad social, servicios jurídicos, logística, recursos humanos, transporte, compras, el director general de finanzas y el de comunicación. Habría que incluir además al secretario del consejo, Antonio Abril Abadín; y el director adjunto al presidente y consejero delegado, Ramón Reñón Túñez.

Adolfo Domínguez engorda su cúpula

La constructora San José, que ha dejado atrás uno de los años más tensos que recuerda para intentar salvar el cuello y refinanciar su deuda, destinó a su consejo 2,7 millones, cifra ligeramente superior al del curso 2013 (2,6 millones). Jacinto Rey se embolsó el premio gordo, con una retribución de 1,5 millones.

Adolfo Domínguez completa el póker de cotizadas gallegas manteniendo la tendencia, pues también la textil ourensana elevó la partida destinada a consejeros ejecutivos y altos cargos. Ascendió a 1,8 millones en 2014, 400.000 euros más.

Sin embargo, la compañía continúa instalada en la moderación porque sus resultados han seguido de capa caída. El aumento se debe a la incorporación a la cúpula de tres nuevos directivos, Leovigildo Puente, director de Organización-IT; Laure Pelloux, directora de marqueting; y Antonio Valls, director de operaciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad