Las clases medias desaparecen del mercado inmobiliario gallego

stop

Las viviendas que encuentran salida son aquellas de precio muy bajo o las que superan los 300.000 euros

Calle Real, en el centro de A Coruña

05 de febrero de 2013 (22:13 CET)

La crisis no solo ha provocado una profunda caída de las ventas de viviendas. Otra de sus consecuencias es que las clases medias están desapareciendo del mercado inmobiliario. Por lo menos, eso es lo que apuntan numerosas empresas del sector consultadas que explican como los inmuebles que encuentran salida son los de lujo o los que presentan precios muy bajos. “Este fenómeno se agudizó en los últimos dos años”, explican desde la Federación de Empresas Inmobiliarias de Galicia (Fegein).

“El acceso a la vivienda se ha restringido debido a la falta de crédito por parte de las entidades bancarias a las clases medias, mientras que los grandes patrimonios siguen teniendo fácil poder acceder a la compra de un piso, ahora incluso más, porque los inmuebles de lujo han bajado un poco su precio”, explica Benito Iglesias, presidente de la Fegein. “Mientras tanto, los pisos muy baratos se compran principalmente para ser destinados al mercado del alquiler. Hay un perfil de comprador nuevo que es una persona mayor que ha decidido sacar su capital de las entidades financieras e invertirlo en un piso de precio bajo”, añade.

Difícil por encima de los 200.000 euros

Desde el sector inmobiliario gallego indican como en las grandes ciudades gallegas la mayoría de las ventas las componen inmuebles que no llegan a los 200.000 euros. “Entre 180.000 y 190.000 euros está la media de un piso de tres habitaciones. Por encima de esa cantidad cuesta horrores vender un piso, a no ser que estemos hablando de una vivienda muy exclusiva, que puede rondar los 300.000 o 400.000 euros”, explican.

“Hace unos años, las clases medias compraban pisos de valor medio. Familias jóvenes, emigrantes a los que les estaba yendo bien y funcionarios eran los principales compradores. Ahora ya no tienen acceso a crédito”, resume Iglesias.

Más allá de Galicia


La situación no es exclusiva de Galicia. En Barcelona, la inmobiliaria Judith Strub, del grupo Cat Real Estate, indica como los pisos que más se venden son aquellos con un precio por debajo de los 200.000 euros y los que superan los 450.000 euros. “Los pisos convencionales de clase media, que antes oscilaban entre los 300.000 y los 350.000 euros ya no se venden”, indican.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad