Las casas rurales también quieren estrellas

stop

El sector quiere instaurar definitivamente un símbolo de calidad en los alojamientos de toda España

Casa rural en Rois (A Coruña)

17 de diciembre de 2012 (21:38 CET)

Las casas rurales también quieren distinguir sus categorías al igual que los hoteles convencionales hacen con las estrellas. De hecho, fuentes del sector indican que se están manteniendo reuniones con el Gobierno central con el fin de homogeneizar definitivamente esta situación y que, en todas las comunidades existan los mismos símbolos de calidad. Hasta ahora esta unificación se antojaba impensable debido a las distintas leyes autonómicas y la infinidad de categorizaciones de establecimientos rurales según la comunidad.

Responsables de distintas casas rurales gallegas indicaron que en días pasados recibieron una comunicación de Agarimo, una asociación de propietarios de turismo rural de Pontevedra, que forma parte de la Asociación Española de Turismo Rural (Asetur) y que informaba de la necesidad de unificar definitivamente los símbolos de calidad de los establecimientos rurales y de las negociaciones a nivel institucional para conseguir este objetivo.

Compromiso

Hace unos meses el PP se comprometió con Asetur a instaurar las espigas como símbolo homogéneo de calidad en todo el país, a fin de reforzar las peculiaridades de la marca España y también con el objetivo de dotar de un plus de calidad a un sector que está sufriendo especialmente la crisis del turismo nacional.

Desde hace unos años, Asetur empezó a trabajar con el objetivo de unificar la simbología de los niveles de calidad en las casas rurales de toda España. Así, se sacó de la manga la tipología de las espigas, que ya se emplean en otros países europeos. Sin embargo, las distintas legislaciones reguladoras al respecto de cada autonomía siempre han sido un escollo para conseguir una unificación definitiva.

De hecho, si bien en Catalunya se emplea la simbología de las espigas, en Madrid se usan las hojas de roble, en Andalucía las aceitunas y en Asturias hay estrellas para los hoteles rurales y trisqueles para las casas de aldea.

Aplausos a la iniciativa


“Creemos que es algo necesario para el sector, para dar un valor añadido y unificar los estándares de calidad. Actualmente, muchas casas funcionamos ya con las espigas, pero se debe institucionalizar esto. Es bueno para la casa rural y para el turista que esto exista, sobre todo para el de fuera que no entiende clasificaciones como, por ejemplo, la de hotel rural”, indican responsables de una casa rural de Pontevedra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad