Las Cámaras de Comercio estudian sinergias para afrontar la crisis

stop

Un estudio comenzado el pasado mes les ofrecerá soluciones que pasan por fusiones puntuales y mancomunar servicios. Las nueve entidades sufren grandes pérdidas desde que el Estado les retiró la cuota cameral

09 de julio de 2012 (21:05 CET)

Las nueve Cámaras de Comercio que hay en Galicia no pasan por su mejor momento. De hecho, todas tienen claro que aunque el declive comenzó antes de 2010, en ese año llegó el mazazo. El Estado decidió mediante decreto eliminar la afiliación y cuotas obligatorias a las cámaras, con lo que sus ingresos mermaron espectacularmente. Ahora, las nueve entidades gallegas apuestan por mancomunar servicios puntuales para afrontar la crisis.

A la espera de una nueva Ley de Cámaras, el Consello Gallego de Cámaras comenzó a redactar en el mes de junio un plan de viabilidad para marcar “los pasos a seguir”. “En ese mes encargarmos a una consultora un estudio de las nueve cámaras que hay en Galicia, que fue aprobado por el comité ejecutivo, con el fin de realizar una estrategia para ver qué desarrollo de funcionalidades conjuntas podemos llevar a cabo. Si es posible hacer determinadas fusiones de servicios y actividades conjuntas par abaratar costes”, explica a Economía Digital el gerente de la Cámara de Vigo José Manuel García Orois. En breve se espera que los resultados de la consultoría lleguen a cada Cámara aunque aún es pronto para hablar de la presentación del plan de viabilidad.

Presupuestos de 2013 comprometidos

Todos los responsables de los entes camerales parecen tener claro que no hay otra salida en mitad de la crisis. “Hasta que no se apruebe la nueva Ley de Cámaras difícilmente sabremos cuál será futuro modelo cameral, cuáles sus vías de financiación, y por lo tanto, nuestro papel en el ámbito empresarial. Mucho nos tememos que tendremos que esperar hasta 2013 para ver dicha ley, lo cual nos colocará en una difícil situación a la hora de elaborar los presupuestos del próximo año”, explica Celso Barbosa, presidente de la Cámara de Ourense.

Ante un escenario marcado por “la incertidumbre” todos parecen tener claro que deben apoyarse unos en otros. “De cara al futuro, y siempre dependiendo del modelo que fije la nueva Ley de Cámaras, creo que debemos apostar en primer lugar por mancomunar servicios. Todas las Cámaras tienen un tronco común de actividad donde se pueden reducir costes y mejorar la eficiencia si se llevan a cabo de forma mancomunada”, indica Barbosa. “El camino a seguir es la coordinación”.

Las pequeñas empresas, “las más afectadas”

En estos años en las cámaras gallegas se ha hablado mucho de ERE y recortes. Todas coinciden en que la eliminación de la cuota cameral fue un error, ya que las empresas pequeñas apenas pagaban, mientras que aportaciones de las grandes servían para financiar actividades muy necesarias para el sector.

“Hay que pensar que la cuota cameral tenía un efecto redistributivo a favor de las empresas de menor dimensión que se beneficiaban muchos de nuestros servicios sin coste alguno. En el caso de Ferrol, el 53% de las pequeña empresas y autónomos no pagaban nada a la Cámara, mientras que el 5% de las empresas, las de mayor dimensión, aportaban un 77% de los ingresos, siempre de forma proporcional a sus beneficios”, explica Juan Gato, presidente de la Cámara de Ferrol. Esta fue la primera que aplicó un ERE temporal en 2010.

Internacionalización

A pesar de los recortes que todas las Cámaras han experimentado en sus fondos, aseguran que en este momento, “apostar por la internacionalización es irrenunciable”.

“Los procesos para fomentar la internacionalización de nuevos mercados son fundamentales ahora. Tratamos de explicar que no sólo las grandes empresas pueden optar por esta opción, como están haciendo, porque medianas empresas de fuera también están viniendo aquí”, comenta José Manuel García.

En la Cámara de Ourense, por ejemplo, están llevando a cabo informes de mercado geoposicionados que, según aseguran, están teniendo un buen resultado. Los entes empresariales lamentan que muchos de los programas y actividades que antes ofertaban gratis ahora cuesten, debido precisamente a la eliminación de la cuota cameral.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad