Las bonificaciones que exige Alcoa en A Coruña suman más de una decena de denuncias en el Supremo

stop

Megasa, Acciona, Celsa o la patronal eólica recurrieron en el Alto Tribunal las nuevas subastas eléctricas diseñadas por Soria

Marcha de protesta por la situación de Alcoa en A Coruña

A Coruña, 14 de diciembre de 2014 (13:34 CET)

Una vuelta de tuerca más en la tormenta que rodea a la multinacional norteamericana Alcoa, que amenaza con cerrar sus factorías en A Coruña y Avilés y dejar en la calle a cerca de 800 trabajadores. La compañía ha planteado el cierre de los dos centros productivos tras no conseguir bonificaciones para ellos en la subasta eléctrica. Alcoa percibe compensaciones millonarias para sus fábricas en España por el mecanismo de interrumpibilidad, pensado para que los grandes consumidores se desconecten de la red cuando haya un exceso de demanda. Pero en la subasta eléctrica, ni Avilés ni A Coruña, obtuvieron incentivos.

Los trabajadores aguardan ahora la próxima subasta eléctrica comprometida por el ministro de Industria, José Manuel Soria. Pero hay sombras alrededor de la convocatoria. Y muchas de ellas, como en todo lo relativo a la reforma eléctrica , se disiparán en los tribunales. El nuevo mecanismo de interrumpibilidad acumula más de una decena de recursos ante el Supremo.

Varias patronales y Megasa

Entre los denunciantes está Megasa, la empresa de la familia Freire, también una de las compañías de gran consumo de energía y también con un ERE sobre la mesa para su factoría de Narón. Junto al de la metalúrgica gallega, en el Alto Tribunal se agolpan los recursos de Unesid, patronal siderúrgica que engloba a Celsa, también con planta en Galicia, ArcelorMittal, Gonvarri, Acerinox, Tubacex o Tubos Reunidos; el de la patronal eólica española AEE, el de Acciona, el de Siderúrgica Sevillana e, incluso, el de la patronal del cemento Oficemen (a la que está asociada Cementos Cosmos).

El Supremo no ha notificado, hasta la fecha, ninguna denuncia de Alcoa, pese a que se ha situado en el centro de la controversia tras no haber logrado bloques de interrumpibilidad para las dos plantas en peligro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad