Barricadas en la A-8 en protesta por el cierre de la planta de aluminio de Alcoa en San Cibrao

Las barricadas contra el cierre de Alcoa-San Cibrao cortan la A-8

Entre 4.000 y 8.000 manifestantes de A Mariña han exigido la intervención temporal de la factoría de aluminio, con barricadas en la A-8

Las barricadas por el cierre de la planta de aluminio de Alcoa en San Cibrao se trasladan ahora a la Autovía del Cantábrico. Varios miles de personas (4.000 según Europa Press y 8.000 según el comité de empresa) residentes en A Mariña lucense se han manifestado en la A-8, obligando a cortar un tramo a su paso por Ribadeo, tras lo cual se procedió al desvío de coches a través de la salida 508, hacia Vegadeo.

Al grito de “energía solución" o "Pedrito, mójate", los manifestantes han exigido al Gobierno central "una intervención temporal" para evitar un cierre que golpearía 750 empleos entre directos e indirectos en el norte de Lugo. Los manifestantes aseguran que las protestas no se habrían producido si "el Gobierno no hubiese puesto a los trabajadores en la picota", ha explicado el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan.

El estatuto eléctrico

"A Mariña lucense no tiene otra industria que se pueda equiparar a la fábrica de Alcoa", ya que el cierre de la factoría sería letal para esta zona de la provincia de Lugo, ya que después de la propia industria, las empresas que más empleos generan son sus propias contratistas. "Todo el mundo" vive de este sector, ha añadido el presidente.

Otro de las frases pronunciadas durante las protestas ha sido la de "¿dónde está el estatuto, el estatuto dónde está", así como cánticos contra la la ministra Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para que "se atrevan" a intervenir la factoría de forma temporal "como permite la Unión Europea".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad