Vista del astillero vigués Hijos de J. Barreras / E.P.

Las auxiliares de Barreras crean una sociedad para negociar con Pemex

La intención del grupo formado por 32 firmas proveedoras es capitalizar deuda y hacerse con el control del astillero

Nuevo paso de las auxiliares de Barreras. El grupo conformado por 32 empresas acreedoras del astillero, inmerso en preconcurso de acreedores, ha formalizado este viernes su constitución como sociedad mercantil. Coordinados por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime) la maniobra busca facilitar las negociaciones que mantiene con la primera accionista de la ataranza, Pemex, y acceder al consejo de administración de la compañía naval mediante la capitalización de su deuda.

Guerra accionarial

Desde Asime explica que lo que pretenden es entrar en el accionariado de Barreras de forma que puedan influir en las decisiones que se están tomando en un momento en el que, al margen de la delicada situación económica de la compañía, se vive una guerra accionarial. De un lado está la petrolera mexicana. Del otro, el expresidente del astillero, José García Costas, y la naviera Albacora, a los que responsabilizan de haber frustrado la venta de Barreras a la empresa turística Ritz Carlton que, en estos momentos, tiene un crucero de lujo en construcción.

La mayoría de empresas que conforman el grupo de acreedores han optado por entrar en esta nueva sociedad mercantil, que se denomina Unión de Industrias Navales Ría de Vigo SL. El consejo de administración de la misma está conformado por representantes de las firmas Ingeniería Montajes Norte (IMSA), Pipeworks, Cedval Marine Solutions, Irontec, Carpintería Amoedo, Montajes Cancelas y Montajes Hermanos Ramallo. Además, Alberto Rocha, letrado asesor del grupo, actuará como secretario no consejero.

Una deuda “muy alta”

Este manifestaba este viernes que la nueva sociedad servirá para que los acreedores “cuenten con una entidad jurídica propia que sirva para formalizar los acuerdos que se están negociando, en relación con la entrada de las empresas auxiliares en el capital de Barreras, bien sea por compra o por suscripción de acciones a cambio de una parte de los derechos de crédito”.

Enrique Mallón, el secretario general de Asime, afirma que “el objetivo fundamental es adquirir participación en el consejo de administración, entrar en el capital social del astillero y posteriormente finalizar los proyectos contratados por el mismo". "Lo que queremos es una solución, y esta que ofrecemos permitiría por un lado tener unos accionistas con conocimiento total de la construcción que se está llevando a cabo y, por otro, capitalizar deuda que ahora mismo es muy alta y puede generar una grave crisis en la industria gallega.", dijo. 

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad