Las autovías del Salnés y del Barbanza, al borde del concurso

stop

La Xunta estudia cómo compensar a las empresas que explotan los viales sin abonar 127 millones comprometidos en concepto de responsabilidad patrimonial

15 de mayo de 2014 (12:56 CET)

La Xunta de Galicia estudia la manera “menos gravosa” de compensar a las empresas que explotan las autovías de O Barbanza y O Salnés ante la bajada de tráficos que han experimentado. Quiere evitar el desembolso de más de 127 millones de euros, que figuran en los contratos de administración en concepto de responsabilidad patrimonial. Alerta de que las compañías que gestionan estas infraestructuras están al borde de la suspensión de pagos tras la caída de los tráficos.

Así lo ha dicho en comisión parlamentaria la directora de la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI), Ethel Vázquez, ante las críticas de la nacionalista Ana Pontón, que ha tildado de “escandalosa” la política del PP “para salvar a la banca y a las grandes empresas”.

Vázquez ha indicado que los viales están al borde del concurso de acreedores. En el caso de O Salnés y O Barbanza apuntó que “la inviabilidad de las compañías que las gestionan está acreditada con diferentes informes”. De hecho, subrayó que ambas corren “riesgo real de entrar en concurso” lo que implicaría la inviabilidad de ambas concesiones.

Caída de los tráficos


A esta situación se llega supuestamente por la caída de tráficos en ambas infraestructuras. Según detalló la política, la de O Salnés registró el primer año un 22,5% menos del estimado, porcentaje que en 2013 superó el 40%. En el caso de O Barbanza, pasó de un 28,6% a un tráfico inferior en un 42% en 2013.

Por ello, y ante la petición de las empresas de reequilibrar el contrato de concesión, la Xunta --ha dicho la directora de la AXI-- está buscando "la solución menos gravosa" para las arcas públicas y que permita que las autovías sigan operativas sin que suponga un coste para sus usuarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad