Las aguas gallegas eluden la crisis en el mercado exterior

stop

En plena fase de expansión, Cabreiroá y Sousas, ubicadas en Verín, exportan a 23 países y mantienen su perspectiva de crecimiento

Manantial de Cabreiroá

03 de agosto de 2012 (20:47 CET)

Verín, municipio ourensano de 15.000 habitantes, mantiene dos empresas capaces de exportar el agua de sus manantiales a 23 países en todo el mundo. Con una estrategia de mercado bien distinta, Cabreiroá y Sousas desafían a la crisis.

Cabreiroá, filial del grupo Hijos de Rivera, tiene presencia en 12 estados y mantiene su apuesta por el mercado exterior. Cerró el 2011 con 8,8 millones de ventas, un 2,3% más que el año anterior y esperan situar su cifra de negocio en 9,9 millones al final de 2012, es decir, con un crecimiento del 12,5%.

A apenas 8 kilómetros de Cabreiroá está la planta de Aguas de Sousas, con capacidad para producir 75.000 botellas a la hora. La empresa inició su expansión en los albores del dos mil y está presente ya en 11 países, entre los que destaca la exportación a Estados Unidos, Alemania, México y Guinea Ecuatorial. Facturan en torno a los 7 millones de euros anuales.

Con modelos distintos, las dos compañías centenarias han corregido la caída del consumo de agua mineral en España --de 110 litros anuales por persona a 107 en el último año-- haciéndose fuertes en los mercados internacionales.

Modernidad y clasicismo


La línea de productos de Cabreiroá se ha diversificado en los últimos años. La empresa mantiene una gama de alta restauración, premiada en varios concursos internacionales. También amplió la serie magma en 2011 con un nuevo formato de 25 centilitros y sacó al mercado una edición especial en homenaje a Rosalía de Castro.

Ahora la empresa planea invertir más de un millón de euros en la planta de Verín para maquinaria nueva y aumentar el parque de botellas con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de producción de los nuevos formatos.

Mientras, Aguas de Sousas mantiene sus formatos clásicos en cristal y plástico, con sólo cuatro líneas de envasado. Le vale para mantenerse entre las diez aguas envasadas más vendidas de España.

Durante este año, sin embargo, ha sorprendido con la nueva línea de cosméticos Sybaria, elaborada a partir del agua mineral del manantial de Sousas y uva de la variedad Mencía, lanzada por la bodega Rectoral de Amandi, del mismo grupo empresarial. Aúna así dos de los principales activos de la comarca de Verín, los viñedos y los acuíferos,

Arnoya y Rivera

La apuesta de Hermanos Rivera por el agua embotellada se ha mantenido firme en los últimos años, hasta el punto de adquirir en 2010 el 100% de las acciones de la asturiana Agua de Cuevas. La expansión que está desarrollando Cabreiroá tiene un correlato lógico en la expansión de Estrella Galicia en el mercado exterior.

También Aguas de Sousas se integra en un grupo de conocida historia empresarial. El grupo familiar Vinos y Bodegas Gallegas, con origen en Bodegas Arnoya, liderado durante años por el empresario Manuel Vázquez 'Arnoya'.

La compañía exporta actualmente un 20% de su producción vinícola, principalmente a Europa y América, aunque en los últimos años ha entrado en mercados más exóticos como Malasia, Japón o Sri Lanka.

Ambas empresas parecen tener claro que, en medio de la crisis, deben apostar por la internalización y la diversificación de sus productos derivados de los manantiales de Verín.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad