Las acciones de Rosalía Mera se dan de baja hasta que se conozca su nuevo dueño

stop

Su hija Sandra, actual administradora solidaria de Rosp Corunna, podría convertirse en la nueva mujer más rica de España

C. Díaz / R. Rodríguez

Rosalía Mera recibe el premio 'Alfiler de Oro' de la Asociación Mujer Siglo XXI / EFE
Rosalía Mera recibe el premio 'Alfiler de Oro' de la Asociación Mujer Siglo XXI / EFE

17 de agosto de 2013 (00:00 CET)

Rosalía Mera acumuló en vida una muy considerable fortuna, 4.600 millones de euros que la hicieron merecedora del título de mujer más rica de España. Entre sus principales inversiones, dos destacan especialmente. Según los datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) posee un 6,99% del capital social de Inditex y un 5% del de la farmacéutica Zeltia. Los títulos de la empresaria tienen que darse de baja momentáneamente, según explica el propio regulador bursátil, hasta que tengan nuevo dueño.

De hecho, según la normativa que regula el Mercado de Valores, “cuando la transmisión de derechos de voto, de acciones o de otros instrumentos financieros tuviera lugar por causa de muerte, la notificación deberá ser remitida por los herederos; el albacea o el contador-partidor, informando además de la baja de los derechos de voto del fallecido”. El margen legal para la comunicación es de cuatro días hábiles.

La figura de Sandra Ortega

Todos los estudiosos de la figura de Mera apuntan a una misma persona, su hija Sandra, como la elegida para gestionar el patrimonio de la ex mujer de Amancio Ortega. “Lo más probable es que apenas existan cambios derivados de la muerte de Mera en lo que atañe a sus negocios e inversiones”, explica Xabier R. Blanco, periodista autor del libro De cero a Zara. “Lo único que va a cambiar es el nombre de la mujer más rica de España, que dejará de ser Rosalía Mera para ser su hija Sandra, quizás la persona más desconocida de la familia”, comenta.

Sandra Ortega Mera es la mayor de los dos hijos que Rosalía tuvo con Amancio Ortega. Psicóloga de profesión y con dos hijos que estudian en colegio público, siempre ha sido la mano derecha de Rosalía Mera, también en el terreno empresarial (con permiso de su asesor José Francisco Leyte). Además de su labor activa en la Fundación Paideia, ocupa los cargos de administradora solidaria y apoderada mancomunada de Rosp Corunna, el principal brazo inversor de la empresaria a lo largo de todos estos años.

Rosp Corunna


Es precisamente mediante Rosp Corunna con lo que Mera poseía un 6,99% de acciones de Inditex, el 5% de Zeltia y un tercio de capital de Room Mate, la cadena hotelera en manos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) tras la intervención de Caja Castilla- La Mancha.

En la actualidad cuenta con un 30,6% de la empresa y es una de las principales accionistas, por detrás de su presidente, Enrique Sarasola.

A través de Rosp Corunna, Mera ocupaba también un puesto en el consejo de administración de Zeltia, y era la segunda accionista mayoritaria por detrás del presidente, José María Fernández de Sousa.

Otras inversiones


Denodo Technologies, Grupo Continental o Milou Films son otras de las empresas en las que participa, tras salir el pasado año del capital de Galician Marine Aquacultura, empresa dedicada al cultivo de la oreja de mar.

A través de su instrumental Mera participaba también en el sector de la inversión colectiva con sus dos sicav: Breixo y Soandres, con la que maneja 351 millones de euros.

Sin cambios en Inditex

Al margen de lo ocurra en Zeltia, donde Mera ocupaba un puesto en el consejo, todo parece indicar que no habrá cambios significativos en Inditex, donde la empresaria coruñesa abandonó el máximo órgano de administración ya en 2004.

Desde la multinacional textil, como viene siendo habitual, guardan mutismo. “No le corresponde a la compañía hablar de sus accionistas ni de lo que pase con sus acciones. Es un caso particular del que no hablamos porque le atañe a ellos”, resuelven a preguntas de Economía Digital.

¿Una nueva etapa en Paideia?

Sea como fuere, lo que todos parecen tener claro ahora es que se abre una nueva etapa para Sandra Ortega. “Rosalía era una mujer con mucho carácter, una gran luchadora que parecía inmune a las frustraciones. Aunque era muy discreta sabía gestionar muy bien sus relaciones con la prensa, algo que ahora le tocará hacer a Sandra, que hasta ahora era la persona más anónima de la familia”, opina Xabier R. Blanco.

“Creo que Sandra se volcará con Paideia –la fundación con fines sociales de Mera-- e impulsará una renovación. Esta institución siempre fue un homenaje a Marcos, el hijo de Mera aquejado de una discapacidad. Ahora, también servirá para recordar la labor de la propia Rosalía durante todos estos años”, sentencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad