Lactalis vence a Hacienda en la Audiencia Nacional y esquiva tres millones en impuestos

stop

La sala se apoya en una sentencia favorable a Jealsa para permitir al líder del sector lácteo en Galicia deducir la compra de cartones y envases como gasto de promoción en el impuesto de sociedades

R. Rodríguez

Las instalaciones de Lactalis en Vilalba ya fueron objeto de las protestas de los ganaderos por los bajos precios
Las instalaciones de Lactalis en Vilalba ya fueron objeto de las protestas de los ganaderos por los bajos precios

en A Coruña, 19 de abril de 2016 (00:19 CET)

Lactalis, primer operador lácteo en Galicia, deduce hasta los cartones de leche para rebajar su factura fiscal. La multinacional francesa ha derrotado en la Audiencia Nacional a Hacienda, que le reclamaba casi tres millones de euros correspondientes al impuesto de sociedades de los ejercicios 2006, 2007, 2008 y 2009.

La sala de lo contencioso admite como deducibles los gastos de publicidad y patrocinio que pedía Lactalis, zanjando un litigio que se había librado en el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) desde noviembre de 2011. En juego estaban 2,95 millones en impuestos y un recargo por intereses de demora de 402.825 euros. Un total de 3,35 millones.

Publicidad y promoción de eventos

El motivo de litigio estaba en los gastos deducibles anotados por Lactalis por promoción y publicidad de determinados eventos, entre los que estaban el Año Lebaniego 2006, que se celebra en Cantabria, la Barcelona World Race o el Año Jubilar Guadalupense, con motivo del centenario de la proclamación de la Virgen de Guadalupe como Patrona de la Hispanidad en 2007.

La multinacional, que consolida en España en el grupo fiscal conformado por Lactalis Iberia, consigue que se respete la deducción de los envases que adquirió con el logotipo del evento patrocinado en cada caso, ahorrándose millonarias cantidades en impuestos.

Los cartones de leche

Es este el principal asunto que ocupa a la Audiencia Nacional, que ni siquiera entra a valorar el resto de impugnaciones de Lactalis, que presentó la certificación de los consorcios organizados para cada uno de las promociones e incluso el plan de comunicación que incluía la incorporación del logotipo a sus productos.

El conflicto radica en la dificultad para medir en qué gastos incurrió la compañía con la nueva rotulación ya que, obviamente, los envases son necesarios para comercializar su leche, de lo que podría derivarse que consiga deducciones sin realizar ningún gasto adicional.

Desgrava por la totalidad

Este punto, que resultó en su momento problemático para el TEAC, no lo fue en absoluto para la Audiencia Nacional, que considera que en lo que hay que pensar es en el ahorro de costes publicitarios del evento y no en las inversiones de Lactalis.

"La norma sólo tiene sentido desde la perspectiva de la publicidad gratuita (o más precisamente, con el coste reducido que para la Hacienda pública supone el beneficio fiscal) que se logra para el evento. Esta es la perspectiva en la que hay que situarse, pues es la que corresponde a la finalidad de la norma. Y desde esta perspectiva es evidente que el beneficio fiscal quedaría vacío de contenido si la base de la deducción se limita al sobrecoste en que incurre el contribuyente, o a la parte del coste de producción que supone la inclusión del logotipo o marca del evento, que normalmente será muy reducido", razona la sala.

Jealsa en la memoria

Para llegar a esta conclusión se basa en varias sentencias anteriores, curiosamente, una de ellas favorable a Jealsa que versaba sobre los gastos deducibles de los actos de promoción del Xacobeo 2004 y en los que la conservera gallega consiguió incluso desgravar los anuncios de su marca en televisión.

La conclusión siempre es la misma. Es injusto que el evento se beneficie de la publicidad, que se ha acreditado que se realizó, y la compañía no pueda deducir los gastos.

Anulación de las actas

"La base de la deducción no puede limitarse al gasto de publicidad, o a la parte de gastos adicional que genere la inclusión del logotipo, y ello cualquiera que sea el soporte publicitario, incluidos los envases y los medios de producción, pues la norma no distingue", zanja la Audiencia Nacional.

Con este razonamiento, anula las actas de liquidación comunicadas por Hacienda a Lactalis, que abarata su factura fiscal en tres millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad