Lactalis, primer grupo lácteo en Galicia, pierde en el Supremo una ayuda de 1,5 millones 

stop

La compañía francesa se quedó sin las subvenciones concedidas a Frolasa en Castilla-La Mancha cuando compró la empresa 

Imagen de archivo de una protesta de los ganaderos frente a la planta de Lactalis en Vilalba / Unións Agrarias

en A Coruña, 09 de febrero de 2017 (05:00 CET)

El Tribunal Supremo ha puesto fin a la disputa que mantenía Lactalis con el Gobierno de Castilla-La Mancha a cuenta de una ayuda de 1,5 millones que concedió la Consejería de Agricultura a Forlasa, grupo que adquirió la compañía francesa en 2010 y que supuso su apuesta definitiva para liderar el mercado de quesos en España.

La filial de Forlasa, Prevanpack, había sido beneficiada de la subvención procedente de fondos europeos en febrero de ese mismo año con el objetivo de favorecer "el aumento del valor añadido de los productos agrícolas y el fomento de la calidad agroalimentaria". Cuatro meses después, en Junio, el Gobierno manchego retiraba la ayuda denegando el cambio de beneficiario. Lactalis pleiteó desde entonces para mantener la subvención en una batalla a la que puso fin el Supremo el pasado 31 de enero.

Incumple los requisitos 

La Sala ratificó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha y confirmó que el grupo francés, que tiene la sede de su división española en Galicia a través de Lactalis Iberia, se queda sin ayuda.

La principal causa de denegación es que, una vez integrada Prevanpack en el grupo de Lactalis, incumplía los requisitos para la concesión de la ayuda, pues superaba ampliamente los límites establecidos de menos de 750 trabajadores y de 200 millones de facturación. Lactalis Iberia alcanzaba entonces los 1.396 empleados y los 766 millones en ventas.

Las alegaciones de Lactalis

La compañía francesa alegó que también Prevanpack formaba parte del grupo Forlasa, cuestión que no tuvo en cuenta la Consejería a la hora de concederle la ayuda. Que la integración en un grupo industrial no puede ser motivo para la denegación del cambio de beneficiario y que, en todo caso, debería preservarse el derecho parcial a la ayuda, pues ya estaba ejecutada en un 45% cuando Lactalis tomó el control de Forlasa.

El Superior rechazó todos los argumentos del grupo lácteo. En primer término, no entra a valorar si la ayuda estuvo bien concedida a Prevanpack, pues no es el objeto. Opina, sin embargo, que en el caso de Lactalis sí que incumple los criterios de concesión al superar los límites fijados en trabajadores y facturación. Del mismo modo, ratifica que no se puede conceder parcialmente la ayuda, pues la causa de anulación es sobre la totalidad de la subvención.

El Supremo acaba de ratificar estos argumentos al rechazar el recurso de casación presentado por Lactalis en una sentencia contra la que no cabe recurso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad